Uber arranca a lo “under” en Córdoba

Un coche Uber, en pleno casco histórico de Córdoba.

Solo tres coches, y durante gran parte de la mañana dos, ha sido la flota que ha escogido la compañía estadounidense Uber para funcionar en Córdoba durante el primer día. Una jornada que ha llegado casi por sorpresa, pues la marca anunció su desembarco en la ciudad apenas unas horas antes, y con mucha expectación.

Tanta expectación que a las 8:00 de la mañana, hora anunciada por la empresa como el disparo de salida, ya había demanda, según se ha podido leer en los comentarios en redes sociales, que decían que la aplicación todavía no estaba disponible. Lo cierto es que ha costado arrancar los coches. Eran casi las 8:45 cuando los tres coches de Uber se han puesto a funcionar a golpe de móvil.

En uno de ellos viaja un joven conductor, uno de los 20 que han comenzado a dar servicio para Uber. Todos ellos han sido contratados en la última semana a través de la oferta en infojobs de la que informó este periódico la semana pasada, según especifica. Viaja en un Fiat Tipo negro, y a las 10.00 solo ha dado dos viajes. Uno para llevar a una mujer al hospital y un segundo para llevar a este periodista al Vial Norte.

“Hasta el momento, todo va tranquilo”, sostiene el joven, que añade que los taxistas ya han empezado a reconocerlos. Para ello, basta con ver el documento que llevan en la parte derecha de la luna delantera, que delata que son vehículos de alquiler con conductor (VTC), según el registro de la Junta de Andalucía. Su jornada ha arrancado a las 8.00 de la mañana y habrá de prolongarse hasta las 17:00 de la tarde, cuando entra el segundo turno.

Hoy es un día especial, lo cierto es que todos los conductores contratados han de trabajar 55 horas a la semana, unas 11 horas al día, aproximadamente. La idea es que los Uber estén las 24 horas funcionando, siempre según la demanda, y con ciertos incentivos que premian el número de viajes. El viaje termina. Ha durado unos minutos y el coste es de 4.77 euros. Similar, céntimo arriba o abajo, a lo que cuesta el mismo trayecto en un taxi.

Lejos, en cualquier caso, del 30 por ciento de rebaja respecto a la tarifa del taxi que ha anunciado la compañía. En internet comienzan a aparecer las primeras quejas al respecto, como la de una usuaria que envía una captura de pantalla que muestra que un Uber de las Tendillas al Hospital General le ha salido por 7,72 euros y, para quien le quepa duda, aclara: “Te dicen que son un 30% mas barato que los taxis cuando es mentira. Se llevan el 25% del precio de la carrera calentito para tributar fuera. Y espera cuando te apliquen la tarifa variable por alta demanda”.

De todo esto se ríen dos taxistas apostados en una parada. “¿Qué tal el primer día con Uber?”, se les pregunta. “Pues ni lo hemos notado”, responde uno de ellos. El otro replica que algunos usuarios han querido probar el servicio por primera vez y les han comentado que les han cobrado “hasta un euro más” por el mismo recorrido. Otros, ironizan los taxistas, “esperaban montarse en un cochazo y han acabado en un Fiat Punto”.

Un debut bastante “under” para una compañía que se hace llamar Uber por la traducción de la palabra alemana Über, que significa “superior” y “de mejor clase”. Un punto de distinción que se esperaba en la llegada del titán norteamericano del sector del transporte interurbano y que no llegado. “A nosotros nos están haciendo un favor”, bromeaban los dos taxistas en la parada.

Lo cierto es que los taxis han trabajado a destajo este miércoles, casi como quien no quiere la cosa. A alguno de ellos lo intentabas parar para hablar sobre Uber y no te concedían ni un minuto, pues acababa de pararse alguien en la parada. Todavía queda mucha carrera por delante y habrá que ver qué motor ruge el último en una ciudad como Córdoba. Lo que está claro es que Uber ha venido para quedarse en una localidad en la que el taxi está muy bien considerado.

Etiquetas
stats