Teresa Rodríguez pide la dimisión de Susana Díaz, Ciudadanos que se lo piense y el PP critica su “silencio”

Susana Díaz, en un mitin en Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Convulsión política en Andalucía. Tras el fallo de la sentencia de la pieza política del Caso ERE, los principales líderes políticos han salido al paso reclamando a la expresidenta de la Junta y actual secretaria general del PSOE, Susana Díaz, que reaccione. La más contundente ha sido la líder de Podemos, Teresa Rodríguez, que le ha pedido a Díaz que dimita. Por su parte, Juan Marín, de Ciudadanos, le ha urgido a que se lo plantee, mientras que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, critica su “silencio”.

La coordinadora general de Podemos Andalucía y presidenta del grupo parlamentario de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, ha reclamado a la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, que dimita como diputada en la Cámara andaluza por ser bajo su mandato cuando la Junta de Andalucía se retiró como acusación particular en el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares, cuya sentencia se conoció este martes.

En declaraciones en RNE, recogidas por Europa Press, Teresa Rodríguez ha explicado que piden que la líder del PSOE-A deje el escaño “por cuestiones que no tienen que ver con su partido sino con Andalucía” porque “bajo su Presidencia, la Junta decidió retirar la acusación particular de la 'pieza política' de los ERE y eso supone que hoy no podemos pedir responsabilidades civiles para que devuelvan lo malversado”.

Esto, a su juicio, viendo la sentencia, “es suficientemente grave como para que ella tenga la decencia de dimitir”, si bien, cree que lo que ocurra dentro del PSOE-A “tendrán que hacer limpieza y debatirlo a la interna”.

Teresa Rodríguez cree que las responsabilidades del caso ERE “están delimitadas en Andalucía”, de ahí que haya advertido de que es “una tontería intentar proyectarlo a nivel estatal”.

“El PSOE tiene que hacer limpieza a nivel interno, en Andalucía de forma muy clara”, ha sostenido antes de insistir en que su desconfianza hacia los socialistas, al hilo del preacuerdo firmado para un gobierno de coalición, “no es tanto con la corrupción de sus dirigentes a nivel estatal sino por su capacidad para defraudar y no cumplir cuando gobierna lo que anuncia en campaña”.

De cara a futuro, la líder de Podemos Andalucía ha señalado que su principal preocupación es que “no hemos articulado ningún mecanismo para evitar que un caso como los ERE vuelva a pasar”. “Lo que ha pasado es propio de un gobierno que lleva mucho en el poder y que confunde la gestión temporal del poder con su propio cortijo particular”, ha lamentado antes de apuntar que la sentencia pone sobre la mesa “lo que era un secreto a voces en Andalucía” como que “las ayudas que se repartían según el carné de partido”.

Ha explicado que su formación ha intentado sacar adelante medidas para controlar la gestión y evitar casos similares, como reforzar la Cámara de Cuentas, la ley de cuentas claras y abiertas o apostar por profesionalizar la administración, si bien “ni PSOE ni PP han tenido interés en ponerlas en marcha”. “No hemos hecho nada y si el PP estuviera gobernando otros 30 años, hablaríamos de casos similares a futuro”, ha avisado.

Presidente de la Junta

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha criticado este miércoles el “silencio aplastante” del secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y de la secretaria general del PSOE-A y expresidenta de la Junta, Susana Díaz, tras la sentencia de los ERE y ha considerado que deberían “dar la cara” y ofrecer una explicación “sensata, coherente y convincente” a los ciudadanos de “manera inmediata”.

En declaraciones a la Cadena Ser, a Telecinco y a Antena 3, Moreno, preguntado sobre si Sánchez y Díaz debería asumir responsabilidades políticas, ha manifestado que las responsabilidades políticas son primero “dar la cara” ante la “sentencia más dura para un caso de corrupción política que ha habido en España”.

A su juicio, lo menos que se puede esperar es que el secretario general del PSOE y Susana Díaz den la cara y nos ofrezcan algún tipo de explicación, “que es lo que ahora se está echando en falta”.

Ha manifestado que es evidente que este es un “caso del PSOE”, por cuanto han sido condenados dos expresidente de la Junta, que también presidieron el PSOE, y varios en exaltos cargos de anteriores gobiernos socialistas en Andalucía.

Asimismo, ha indicado que el presidente también debería ser “coherente” con la posición que él ha mantenido ante otros casos de corrupción, como el que afectó al PP. Ha recordado que “utilizó” una sentencia contra el PP para montar una moción de censura contra el Gobierno de Mariano Rajoy. Para Moreno, Sánchez debería explicar por qué utilizó ese caso de corrupción que afectó al PP para montar una moción de censura contra un Gobierno legítimo.

En cuanto a Susana Díaz, el presidente ha insistido en que debería dar la cara de manera inmediata y “asumir alguna responsabilidad”, ya que cuando fue presidenta andaluza decidió la retirada de la Junta del caso de los ERE y pidió el archivo y la absolución de todos los acusados, al tiempo que estuvo poniendo “palos en las ruedas de la investigación” durante cinco años. “Ella ha tenido una posición más de obstrucción a la justicia que de colaboración con la justicia”, según el presidente.

Asimismo, ha señalado que todo el mundo sabe que ella es “heredera” tanto del expresidente de la Junta José Antonio Griñán como del que fuera secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera, que también ha sido condenado por el caso ERE.

“Nos llama poderosamente la atención ese silencio aplastante de Susana Díaz, sin ningún tipo de explicación, con sus redes absolutamente cortadas y sin saber qué nos quiere decir”, ha indicado Juanma Moreno, para quien es evidente que la dirigente socialista está en una situación de “debilidad intensa”.

En cuanto al hecho de que desde el PSOE-A se haya criticado que emitiera ayer una declaración institucional desde el Palacio de San Telmo para valorar la sentencia, Moreno ha considerado que esa reacción de los socialistas es fruto de la “desesperación” y ha defendido su decisión de trasladar a los andaluces un mensaje en un día “triste” para esta comunidad, sobre todo, para poner de manifiesto que esos hechos son ya el “pasado”.

En cuanto a si cabe alguna posibilidad de recuperar el dinero defraudado, ha señalado que su Gobierno ya ha dado instrucciones al

al gabinete jurídico para que se haga todo lo que se pueda hacer para recuperar el dinero, aunque son conscientes de que no es tarea fácil porque han pasado muchos años y algunas empresas ya han desaparecido y otras han modificado su situación mercantil y jurídica. Ha insistido en que el objetivo es “mover y remover cualquier obstáculo para recuperar el dinero”.

Cuestionado sobre si esta sentencia hace imposible una abstención del PP ante la investidura de Pedro Sánchez, ha manifestado que, sin duda, la sentencia “distancia mucho más al PP y el PSOE” y ha recalcado que Sánchez ha decidido “echarse a los brazos” del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y quiere conformar una mayoría con partidos que están muy alejados de las posiciones políticas del PP.

Para Moreno, Sánchez se ha ocupado de tener un acuerdo “blindado” con Podemos antes de que saliera la sentencia. Asimismo, el presidente ha expresado que ha sorprendido que la sentencia de los ERE haya llegado después de las elecciones generales del 10 de noviembre, cuando, en cambio, el Tribunal Supremo sí emitió antes de esos comicios la sentencia sobre el procés.

Reacción de Juan Marín

El líder de Ciudadanos (Cs) en Andalucía y vicepresidente de la Junta, Juan Marín, ha apuntado este miércoles que la secretaria general del PSOE-A y expresidenta del Gobierno andaluz, Susana Díaz, “como mínimo debería plantearse marcharse a su casa” por las “responsabilidades políticas” que, a su juicio, tiene la dirigente socialista en relación al caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos de la Junta.

Así se ha expresado Marín en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, un día después de que se conociera la sentencia de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla que condena a 19 ex altos cargos de la administración socialista de la Junta de Andalucía entre quienes figuran los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

Marín ha apuntado que, en este caso de los ERE, el PSOE de Andalucía ha resultado “condenado”, y ahora “tiene más explicación” por qué la entonces presidenta de la Junta, Susana Díaz, “no quiso poner en marcha” medidas que le propuso Cs en la anterior legislatura para apoyar su investidura, como “la Oficina contra la fraude y la corrupción política, la Ley de Protección de testigos que denunciaran los casos de corrupción, la supresión de aforamientos”, o la iniciativa para que “los partidos fueran los responsables subsidiarios de los delitos de corrupción política de sus cargos electos”.

“Ahora se explican muchas de estas cuestiones, porque lo que había --tras el caso de los ERE-- era una trama” y “no ha sido un caso aislado”. Al contrario, ha sido “el caso de corrupción política más grande de la historia de este país y de Europa, y eso no lo hace una persona, sino una trama, e incluso siendo advertida por la Intervención de la Junta e ignorando esas indicaciones para evitar esa red clientelar que tejió el PSOE en Andalucía durante más de una década”, según ha comentado Marín.

El vicepresidente de la Junta ha insistido en que Susana Díaz “tiene que asumir las responsabilidades políticas de un líder que ha tomado también decisiones que afectan a este caso”, ya que no sólo la dirigente socialista “formó parte del Gobierno de Griñán y es su padre político, lo ha defendido y ponía la mano en el fuego por él”, sino que además “retiró a la Junta de esta pieza separada de Chaves y Griñán, de tal forma que no tuvieron que presentar fianzas, por lo que no podemos recuperar nada de este dinero por la vía penal” y “tendremos que acudir a la vía civil e iniciar un nuevo procedimiento que tardará sabe Dios cuánto para intentar recuperar parte de este dinero”, según ha advertido.

Marín también ha criticado que Díaz “pidió el archivo de la causa de Chaves y Griñán de los ERE”, y ahora “tendrá que explicar esto”, porque “los andaluces se merecen una explicación y, si no la da, si no es capaz de explicarlo de forma razonable”, la secretaria general del PSOE-A “debería asumir su responsabilidad política porque también la tiene”, según ha insistido.

Por otro lado, el también consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local ha defendido que desde el actual Gobierno andaluz de PP-A y Cs se han ido poniendo ya en marcha “medidas para el control de la conducción a nivel interno”, como la Oficina contra el fraude y la corrupción política y la Ley de Protección de testigos que quieran denunciar casos de corrupción, que “ya está debatiéndose por los agentes sociales”.

Además, “a través de la Consejería de Regeneración que se ha puesto en marcha con este Gobierno se están llevando a cabo auditorías internas en muchísimas entidades del sector instrumental y de la Junta de Andalucía para fiscalizar y hacer más transparente la contratación con empresas privadas y agilizar los procedimientos”, según ha relatado Marín, que ha indicado que, “a lo largo de esta legislatura, quedará definitivamente implantada una maquinaria para que estos casos de corrupción política no se vuelvan a dar en esta comunidad”.

Al hilo, ha apuntado que los andaluces “nos sentimos tremendamente avergonzados” --también “los votantes y militantes del PSOE-A”--, de “estas décadas de corrupción instaurada en la administración de la Junta por el PSOE y las personas que han sido condenadas por prevaricación y malversación” en el caso de los ERE “por utilizar el dinero de los parados andaluces para enriquecer a terceros y montar la red clientelar que durante tantos años ha habido en Andalucía”, según ha enfatizado.

De igual modo, y tras la absolución en la sentencia conocida este martes del ex interventor general de la Junta Manuel Gómez, Marín ha hecho hincapié en que a la Intervención “hay que escucharla, leer sus informes y acatarlos, que es lo que no hicieron Chaves, Griñán y los seis exconsejeros de la Junta que han sido condenados” en este caso, según ha apostillado.

En esa línea, el dirigente de Cs ha incidido en que “un interventor es el fedatario público del Estado, el representante de los ciudadanos en cualquier administración”, y “lo que hicieron Chaves y Griñán es ir en contra de los reparos de legalidad que el ex interventor les puso encima de la mesa”, de forma que “el interventor cumplió con su obligación y quienes no lo hicieron fueron quienes, a sabiendas de que estaban cometiendo un delito, siguieron para adelante malversando fondos públicos, más de 660 millones de euros que sepamos y lo que nos queda, porque esto acaba de empezar”, según ha matizado Marín.

Etiquetas
stats