Telederma: ganándole terreno al cáncer de piel a golpe de 'clic'

.

“Acorta los plazos, evita desplazamientos del paciente y, sobre todo, se gana en tranquilidad”. Quien habla así de los resultados de aplicar la Teledermatología es el doctor Francisco Javier Ruiz, uno de los pioneros en utilizar este sistema en Córdoba desde el centro de salud de la Fuensanta. Explica cómo, a través de las nuevas tecnologías, los centros de atención primaria y los especialistas en dermatología pueden realizar un primer diagnóstico de lesiones que aparecen en la piel y conocer en 24 horas si se descarta el cáncer o bien hay que realizar un análisis más en profundidad para saber su alcance real.

Cuando el paciente acude a su centro de salud y se le observa una lesión sospechosa de derivar en algún tipo de cáncer de piel, el médico de familia realiza unas fotografías que envía directamente a través del sistema a los especialistas en dermatología. A través de la Teledermatología, el médico de cabecera es quien inicia la consulta, remitiendo el historial del paciente junto a las fotografías que sirven como muestra de la lesión que se desea diagnosticar y ahí es cuando empieza la tarea del dermatólogo, que puede consultar los datos del paciente y analizar diversas imágenes, con zoom y distintos perfiles, para emitir este primer informe con el diagnóstico realizado.

Diariamente, estas teleconsultas son revisadas y, en 24 horas, el médico obtiene la respuesta: bien el descarte de cáncer o bien un diagnóstico que indica que hay que analizar en profundidad y ya, cara a cara, la lesión para conocer su alcance real. En estos casos, los propios dermatólogos generan una cita con el paciente sin que éste tenga que desplazarse de nuevo al centro de salud ni realizar ninguna otra gestión hasta acudir a la consulta del especialista.

“Este sistema propicia la disminución de las listas de espera en dermatología”, explica el doctor Ruiz sobre cómo la Teledermatología sirve como una primera criba para detectar casos sospechosos de cáncer de piel y descartar lo que son otros muchos tipos de lesiones en la dermis. “Sobre todo, acorta los períodos y eso es muy importante en la detección precoz del cáncer. En muy poco tiempo, el paciente puede quedarse tranquilo o bien podemos comenzar enseguida un estudio más profundo sobre la lesión que tenga en la piel”.

Porque la piel, como recuerda el doctor Ruiz, “tiene memoria” y acaba mostrando la huella del sol que hemos recibido durante años en nuestra vida y que puede acarrear la aparición de cáncer, manchas, lunares, erupciones y otras lesiones. Y contra ello, desde diciembre de 2016, esta herramienta tecnológica ofrece a golpe de clic el primer diagnóstico para detectar el cáncer de piel.

Esta consulta telemática, que se inició de forma piloto en 2008 y 2010 en centros de salud de Montoro, Bujalance, Poniente y Levante Sur, incluye ya a todos los centros de la capital y provincia y acaban de estrenar en diciembre pasado el sistema tecnológico integrado de Teledermatología que los une con los especialistas del Hospital Reina Sofía. Solo en 2016, hubo 2.500 consultas telemáticas entre los médicos de familia y los dermatólogos para detectar cáncer de piel.

Etiquetas
stats