El Supremo lleva a Lucena el caso de una macro red de dopaje

Imagen de los juzgados de Lucena
El Alto Tribunal asigna al juzgado lucentino una pieza separada y secreta que conecta a los proveedores que operaban en Cantabria y Valencia con los que operaban en Andalucía | En los arrestos fueron implicados atletas de élite | Las sustancias se distribuían en gimnasios

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha decidido, vía auto con fecha 25 de febrero, que el juzgado de Instrucción, número 2 de Lucena asuma la investigación de una presunta macro red de sustancias dopantes a la que se ha incorporado una pieza separada y secreta, procedente del juzgado número 4 de Santander, en donde se seguía otra investigación que, en un principio, se pensaba independiente de la que se investigaba en la localidad cordobesa y que afectaba a varias provincias andaluzas y a deportistas de élite, según la información facilitada en su día por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional, que la denominó 'Operación Jimbo'.

La decisión del Supremo se produce tras la consulta de ambos juzgados sobre quién debía hacerse cargo de la pieza separada y se apoya en la posible "existencia de una organización o grupo criminal que de forma concertada vienen dedicándose a la distribución subrepticia de sustancias dopantes, investigación que por razones obvias y evidentes debe ser conocida por el mismo órgano jurisdiccional para evitar romper la continencia de la causa", esto es, el juzgado de Lucena.

Hasta ahora se pensaba que ambas redes operaban de forma independiente, pero en el mes de julio del pasado año el juzgado cántabro remitió al lucentino una pieza separada y secreta, con nueve implicados, en la que se ponía de manifiesto que varios proveedores imputados en Cantabria lo eran a su vez de uno de los cabecillas de la red andaluza que, con base y distribución desde una empresa Lucena, contaba con conexiones en Huelva y Marbella.

Lo que se pone de manifiesto en esta pieza separada es que, siempre según el auto del Supremo, "parece desprenderse la existencia de otras redes de suministro de sustancias medicamentosas que operan en Huelva ,en Madrid, en Aguilar de la Frontera y Alcalá de Guadaira". Este hecho fue el que llevó al juzgado de Lucena a plantear la cuestión al Supremo, ya que entendía que se excedían sus competencias; algo que no entiende así el Alto Tribunal que incorpora a esta pieza separada a las diligencias para que se determine si las redes andaluza y cántabra-valenciana tenían conexiones y, por tanto, estaríamos hablando de una red a nivel nacional.

Entre los nombres de los detenidos en su día, destacan deportistas de élite como Antonio David Jiménez Pentinel, Penti, que fue campeón de Europa de 3.000 metros obstáculos en 2002, así como la presunta implicación del también atleta profesional Iván Hierro especialista en cross y campeón de España de medio maratón en 2006, así como los ciclistas de mountain bike José Antonio Reales, de Almonte, y Jacobo Feijoo, de Marbella, según la información publicada en marzo de 2014, tras la desarticulación de la red.

Etiquetas
Publicado el
19 de marzo de 2015 - 06:54 h
stats