Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

La investigación del caso Álvaro Prieto apunta como principal hipótesis a que murió electrocutado

La Policía, en el lugar de los hechos, junto al tren.

Europa Press / Redacción Cordópolis

6

La investigación de la muerte del joven cordobés de 18 años de edad Álvaro Prieto, cuyo cadáver ha sido localizado entre dos vagones de tren en la zona de talleres de la estación ferroviaria de Santa Justa, en Sevilla, después de su desaparición la mañana del 12 de octubre en el entorno de dicha infraestructura, baraja la electrocución como principal hipótesis sobre las causas de su fallecimiento.

Así lo han señalado a Europa Press fuentes del caso, lo han confirmado a este periódico y ha adelantado Diario de Sevilla, precisando no obstante que será la prueba de la autopsia la que concrete al detalle las causas de la muerte del joven, desaparecido aquella mañana del 12 de octubre tras perder un tren que tenía previsto tomar en Santa Justa para regresar a Córdoba.

Entretanto, el Juzgado de Instrucción número once de Sevilla, encargado de la investigación del asunto, ha levantado el secreto de sumario que había decretado en las actuaciones, a cuenta del hallazgo del cadáver del joven entre dos vagones de tren en la zona de talleres de la citada estación ferroviaria.

La información del Diario de Sevilla, confirmada a este periódico por fuentes de la investigación, señala que el cuerpo de Álvaro Prieto presentaba quemaduras en las manos. También estaba sin apenas pelo, algo que, presumiblemente, habría ocurrido al sufrir una potente descarga eléctrica.

El cadáver fue hallado entre dos vagones de un tren de Media Distancia que estaba averiado y en los talleres de Renfe desde el pasado 24 de agosto. Este lunes, cuando se iba a investigar la zona, dos técnicos de Renfe han movido el convoy. Un cámara de Televisión Española ha grabado la escena.

Levantado el secreto de sumario

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), dicha instancia judicial era la responsable de la investigación de la desaparición del joven, que había pasado la noche previa en una sala de fiestas de Sevilla Este en compañía de otros jóvenes, al ser la instancia judicial que se encontraba de guardia de incidencias cuando se recibió la denuncia de la desaparición.

Conforme establecen los protocolos en estos casos, según el TSJA, el citado juzgado decretó el secreto de las actuaciones, secreto que se ha alzado una vez localizado su cadáver entre dos vagones en la zona de talleres de la estación, donde la mañana de actos habría sido interceptado Álvaro Prieto por efectivos de seguridad mientras intentaba embarcar en un tren posterior al que había perdido y para el cual no tenía billete.

Una comisión judicial bajo la coordinación del Juzgado de Instrucción número 17 de Sevilla, que se encuentra este lunes de guardia de incidencias, se ha trasladado esta mañana a la zona donde ha sido hallado el cuerpo, para proceder al levantamiento del cadáver, extremo ya consumado.

En paralelo, el citado tren donde ha sido encontrado el cadáver del joven cordobés Álvaro Prieto se encontraba sin prestar servicio desde el pasado 24 de agosto, según Renfe, que ha precisado que el vehículo estaba averiado y durante estos días “no ha realizado ningún movimiento ni ha sido sometido a ninguna revisión ni mantenimiento”.

Así lo han expresado fuentes de Renfe, que indican que el tren se encontraba estacionado en una vía de apartado del Centro de Tratamiento Técnico de Santa Justa, “y no se había movido desde el pasado 24 de agosto”.

Según Renfe, este lunes, unos operarios de la compañía ferroviaria estaban realizando con dicho convoy una “maniobra interna, sin prestar servicio de viajeros”.

Etiquetas
stats