Subir el autobús no saneará Aucorsa según Intervención

Uno de los vehículos de segunda mano en el taller de reparaciones | ÁLVARO CARMONA
La interventora lamenta que la empresa incumpliera su propio plan de corrección financiera y que dependa de las transferencias extraordinarias del Ayuntamiento para sobrevivir

“La subida de tarifas planteada no producirá ningún efecto apreciable en el saneamiento de la sociedad”. La interventora general del Ayuntamiento, Paloma Pardo, concluye así el informe en el que ha tenido que fiscalizar el estado de la empresa municipal de autobuses Aucorsa. La interventora considera que la subida de precios propuesta por la empresa (diez céntimos en el billete sencillo y un céntimo en el bonobús) apenas si se notará para aliviar el déficit que arrastra la empresa y que amenaza con provocar su disolución el 31 de diciembre si no es corregido antes.

La interventora, muy crítica con los reiterados incumplimientos en el plan de corrección que se aprobó para Aucorsa, lamenta que a día de hoy la única manera que tiene el equipo de gobierno para aliviar la situación de la empresa municipal de autobuses es la de incrementar las transferencias directas de capital, que para 2016 aumentan en 650.000 euros. Aucorsa ha cerrado sus cuentas con 1,5 millones de euros de déficit, cuando había previsto un superávit de 22.000 euros. El informe de la interventora, que no tumba los presupuestos de Aucorsa, es una advertencia, no obstante. “Usted resolverá”, concluye su escrito.

En su informe, la interventora alude a que el 27 de febrero de 2014 el Pleno se vio obligado a aprobar un plan de corrección del desequilibrio financiero que sufría Aucorsa. La empresa municipal de autobuses había cerrado 2013 con unas pérdidas de 744.000 euros. La funcionaria advierte que este plan se ha incumplido de una manera “muy significativa”. De hecho, asegura que Aucorsa “no ha respetado los límites legales de contención del gasto en materia de personal”, lo que ha contribuido a aumentar el déficit de la empresa.

Desde el año pasado, Aucorsa no vive sus mejores momentos. Por poner un ejemplo, la interventora advierte que el año pasado la empresa tuvo que hacer frente a gastos imprevistos, como la compra de un remolque para averías. Este año se han disparado los gastos de los seguros de la entidad y también las cuentas de la empresa se han visto gravemente afectadas por las averías de la flota, aumentando lo que se destina a pagar a mecánicos y piezas. Incluso se han llegado a perder vehículos, que han ardido en diversos incidentes.

Etiquetas
stats