CRÓNICA

La tercera resurrección de Nieto, el consejero que no entró en ninguna quiniela

Nieto, Rajoy y Juanma Moreno.

Hace apenas un mes y medio hubo quien pensó que el futuro de José Antonio Nieto estaba fuera de la política. El exalcalde de Córdoba, el exsecretario de Estado de Seguridad en el segundo Gobierno de Mariano Rajoy y el portavoz parlamentario del PP en la legislatura que más aritmética entre partidos hubo que hacer se quedó fuera de la candidatura popular a las elecciones del pasado mes de junio. Su nombre no aparecía en una plancha en la que el número uno era Jesús Aguirre, el tres Antonio Repullo y el cinco Adolfo Molina (presidente local). Podría haber sido el séptimo de la lista, ya que con los resultados del 19 de junio incluso hubiese sido elegido, pero Nieto rehusó entrar en la candidatura. Aceptó, eso sí, ser el coordinador de la campaña electoral del PP en Córdoba.

Este lunes, el nombramiento de consejeros que más ha sorprendido en Córdoba ha sido, precisamente, el de José Antonio Nieto. A nadie escapa que Nieto y Juanma Moreno se disputaron en 2014 el liderazgo del PP andaluz. Nieto perdió la batalla interna que se libró a la vez en Génova. La entonces secretaria general del PP María Dolores de Cospedal aupaba a Nieto, que era alcalde de Córdoba con una histórica mayoría absoluta. Javier Arenas, que tuvo como pupilo al propio Nieto años atrás, a Juanma Moreno. Finalmente, el dedo de Mariano Rajoy se inclinó hacia el candidato que le susurraba Arenas. Aquella batalla interna dejó heridos dentro del PP andaluz.

José Antonio Nieto perdió en 2015 la mayoría absoluta que cosechó cuatro años antes. El PSOE se hizo con la Alcaldía tras un pacto a tres con IU y Ganemos, y Nieto acabó en Madrid. Allí volvió a resucitar tras estas dos derrotas. Lo hizo como diputado en el Congreso y luego como secretario de Estado de Seguridad, en el Ministerio de Interior de Juan Ignacio Zoido. Allí dirigió a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado durante el referéndum en Cataluña, hasta que la moción de censura lo volvió a apartar de la primera línea.

En 2018, cuando Juanma Moreno se convirtió en presidente de la Junta, Nieto se convirtió en parlamentario andaluz. Moreno lo nombró como portavoz parlamentario, el cargo en el que probablemente se ha sentido más cómodo y valorado: la negociación de una complicada aritmética política en la que el PP estaba en minoría, con Ciudadanos en el Gobierno, Vox de apoyo externo pero de vez en cuando la mano tendida al PSOE. Por eso sorprendió tanto principalmente en Sevilla su ausencia de la candidatura electoral de junio.

Desde que Juanma Moreno obtuvo una histórica mayoría absoluta se han hecho muchas quinielas sobre quién iba a ser consejero o consejera. Y en prácticamente ninguna aparecía el nombre de José Antonio Nieto. Hasta que este martes, el presidente de la Junta lo ha nombrado consejero de Justicia y Entidades Locales. Nieto resucita así por tercera vez cuando muchos lo veían lejos, en su segundo cargo público más importante (tras el de alcalde), pero con una gran dependencia de quien un día fue su gran rival: Juanma Moreno. Ahora ya no tiene acta de parlamentario.

Gómez Villamandos, el fichaje que menos ha sorprendido

De los cuatro consejeros independientes que ha incorporado Juanma Moreno a su Gobierno, el que menos ha sorprendido, por esperado, ha sido el de José Carlos Gómez Villamandos. El nombre del exrector llevaba meses en todos los mentideros políticos de la ciudad como probable consejero de Juanma Moreno. Incluso se le asignaba la cartera que finalmente ha obtenido, la de Universidades.

El exrector mantiene una estrecha relación con el presidente de la Junta de Andalucía, sobre todo desde que en 2019 fue nombrado presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas. Como portavoz de los rectores mantuvo un diálogo constante con Moreno, con quien ha coincidido en casi todas sus visitas oficiales a la ciudad de Córdoba.

Rocío Blanco, la tercera cordobesa, aunque malagueña de adopción

Córdoba tendrá oficialmente a tres cordobeses en el próximo Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. La consejera de Empleo que nombró Ciudadanos seguirá en el cargo. Su nombre es Rocío Blanco y aunque nació en Córdoba vive y trabaja en Málaga. Es en esta ciudad donde destacó y desde donde dio el salto a la política. Eso sí, se le considera una consejera cordobesa.

Por último, los cambios de Juanma Moreno incluyen que el nuevo hombre fuerte en el PP andaluz sea cordobés: Antonio Repullo, que asumirá las competencias de Loles López, actual secretaria general del PP andaluz y nueva consejera de la Junta.

Repullo será el encargado por Moreno de conseguir repetir el histórico resultado electoral de junio de 2022 en las elecciones municipales de la primavera de 2023. En los ayuntamientos, el PSOE conserva aún un inmenso poder político, que el PP pretende arrebatarle poco a poco. Y esa es la misión principal de Antonio Repullo.

Etiquetas
stats