Seis días a la espera de los rastreadores tras dar positivo una mujer de 90 años vacunada

Un equipo de rastreo de Covid19.

Los familiares de una mujer de Córdoba de 90 años, que ya había sido vacunada con las dos dosis contra la Covid19 y que ha dado positivo en esta enfermedad, han denunciado públicamente que llevan seis días a la espera de que los rastreadores llamen a las siete personas que han sido contacto estrecho de la anciana, para hacerse la prueba y detectar si tienen el virus.

El pasado jueves 15 de abril, por la mañana, la anciana de 90 años ingresó en el Hospital de Cruz Roja -su marido era militar y pertenecía al IFA y a Asisa-, por un episodio de tensión arterial y fiebre, pero en las pruebas que se le realizaron apareció el positivo en Covid, explica a este periódico su yerno, José Moñino. La mujer estaba ya vacunada con la segunda dosis del suero contra el coronavirus desde el 2 de abril.

En un principio, el mismo día del ingreso hospitalario, la familia recibió una llamada para ofrecer a Salud los datos de los contactos estrechos que hubiera tenido la anciana. "Se le suministra un listado con los nombres y teléfonos de las 7 personas de contacto reciente, cuidadoras y familia, que a su vez tienen familia, relaciones y trabajos donde pueden contagiar, por lo que tienen que confinarse a la espera de las pruebas de antígenos o PCR pertinentes", explica Moñino.

Incertidumbre y sin ir a trabajar por precaución

Pero, de momento, hasta este miércoles 21 de abril, seis días después, siguen a la espera de esa llamada de los rastreadores para realizarles las pruebas pertinentes, denuncian. "Todavía no han llamado a nadie para realizar dichas pruebas, con las consecuencias de seis días de incertidumbre y sufrimiento".

De hecho, explican, una de las hijas de la anciana ha optado por "pagar 120 euros" para realizarse una prueba en la sanidad privada y "asegurarse de que era negativa y tranquilizar sus nervios y conciencia", de cara a su familia. Otras dos hijas han acudido a Urgencias reclamando la prueba argumentando síntomas y el resultado es negativo, mientras que "otra hija, un yerno y la cuidadora principal llevan seis días sin ir a trabajar y confinados a la espera de la llamada del rastreo".

Para esta familia, "esta lamentable historia, que esperamos tenga un final feliz y la abuela vuelva a su casa sana, denota una desidia y desastre organizativo de la sanidad pública andaluza, provocada por los recortes permanentes de la anterior y actual administración autonómica. Cuando llamas e insistes en Salud Responde contestan que están desbordados y no dan abasto para atender y rastrear", se quejan.

Etiquetas
Publicado el
21 de abril de 2021 - 13:44 h
stats