El PSOE de Madrid lleva a Anticorrupción el desfile de Palomo Spain en el Paseo del Prado

Así fue el desfile de Palomo Spain en el Paseo del Prado de Madrid

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Madrid ha presentado este lunes una denuncia ante la Oficina contra el Fraude y la Corrupción de Madrid contra el área de Cultura que dirige la concejala del PP Andrea Levy “por haber hecho uso de fondos públicos para un evento privado”. Ese evento privado es la presentación de la colección otoño-invierno 2022-2023 de la marca Palomo Spain, que había sido descartado por el Ayuntamiento de Córdoba antes de su celebración en Madrid.

Según la portavoz del PSOE, Mar Espinar, el departamento de Levy contrató y utilizó el pasado 7 de octubre dinero público para “un evento de moda privado” del diseñador Palomo Spain que se celebró en el madrileño Paseo del Prado y en el que se utilizó a la Banda Municipal Sinfónica. Espinar ha asegurado que “se contrató a una pianista y se alquiló un piano” para participar en este acto privado “al que no pudo asistir la ciudadanía sino solo determinadas personas VIP”.

“Esa colaboración público-privada tiene que estar reglada por algún convenio o firma que ofrezca garantías tanto a los ciudadanos como al propio Ayuntamiento”, ha afirmado Espinar, que ha señalado que “en este caso el área de Cultura que dirige Andrea Levy no ha tenido a bien hacer ningún tipo de contrato”. “El PP una vez más no está entendiendo lo que son los servicios públicos y que a quien tienen que beneficiar es a la ciudadanía”, ha considerado la portavoz socialista.

La denuncia, interpuesta conjuntamente con Comisiones Obreras (CCOO), ha sido admitida a trámite por este organismo, pero ahora el grupo socialista tiene que esperar a que la Oficina se pronuncie y determine si tiene sustento legal.

El Ayuntamiento dijo en noviembre que no supuso “coste alguno”

Este caso, según recuerda Europa Press, fue denunciado en noviembre pasado por el PSOE en la comisión de Cultura, en la que preguntó su coste a las arcas públicas “teniendo en cuenta que también se facilitó un piano de cola de 2.000 euros” y recordaron que “el alcalde de Córdoba, del PP, no aceptó hacer este desfile en su ciudad porque le pidieron 500.000 euros” por parte de la marca.

Entonces, la directora de Programas Culturales del Ayuntamiento de Madrid, María Ballesteros, contestó que en ningún momento se incurrió en ilegalidad alguna “por facilitar una colaboración entre un colectivo municipal y otro del sector de la moda”. Ballesteros aseguró también que al área de Cultura el desfile “no le supuso coste alguno”. Lo que sí detalló es que se hizo “un corte de vía” en el Paseo del Prado y que “desde la calle los viandantes pudieron disfrutar del desfile”, algo que fue rechazado por el PSOE y también por Más Madrid porque, en opinión de ambos grupos, se trató de un desfile “con invitación personal con un concierto exclusivo”.

Por su parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ve “justificada” la presencia de la Banda Sinfónica Municipal en el desfile de moda de Palomo Spain celebrado en el Paseo del Prado el pasado 7 de octubre al ser “un evento singular, de ciudad, que ayuda a creadores y diseñadores y al mismo tiempo da una imagen de ciudad”. El desfile inauguró los actos la semana de la moda, Madrid es Moda.

Tras mostrar su “respeto” por la decisión de CCOO y el PSOE, Martínez-Almeida ha señalado que fue “un desfile de moda internacional en un lugar emblemático de Madrid” en un “momento importante para la recuperación de la ciudad de Madrid”. Además, ha aseverado que no tienen problema en recurrir “a la colaboración público-privada para ayudar a levantar el sector”. “Consideramos conveniente que la Banda Sinfónica puede ayudar. A los que no les gusta que desde las instituciones se pueda ayudar, tendrán que dar explicaciones”, ha lanzado.

El desfile que no se llegó a celebrar en el Puente Romano de Córdoba

El citado desfile llevaba de nombre Córdoba en homenaje a su tierra y como guiño a sus raíces en una fecha muy especial, ya que el modisto celebraba el quinto aniversario de su marca, que ha vestido a celebridades como Beyonce, Rosalía o Miley Cyrus, entre otras. Su idea inicial fue celebrar este pase en el Puente Romano de Córdoba y se estuvo negociando durante varios meses con el Ayuntamiento para ello, según adelantó Cordópolis.

Los motivos que dieron al traste con esta idea cambiaban según a quién se preguntara. El alcalde de Córdoba, José María Bellido, afirmó que rechazó el desfile porque el modisto pidió para ello 500.000 euros, mientras que el diseñador aseguró que “el presupuesto inicial que se propuso se quedó en menos de la mitad” de la cantidad que mencionaba el regidor.

Además, Palomo Spain acusó al consistorio de “regalarle” el proyecto del desfile en el Puente Romano a la marca Silbon, que celebró uno en el mismo sitio, tiempo después de que las negociaciones fracasaran. En este sentido, el propio alcalde afirmó que “había otro diseñador cordobés que lo hacía de forma gratuita y con carácter benéfico”, en referencia a Silbon.

Etiquetas
stats