Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
ANÁLISIS

El número de pisos turísticos de Córdoba ya supera los 3.000

Una persona consultando los pisos turísticos de Córdoba en la plataforma de Airbnb

Juan Velasco

0

Nueva pantalla para las estadísticas de pisos turísticos de Córdoba. Mayo ha supuesto que, a nivel provincial, ya haya más de 3.000 licencias de viviendas de uso turístico oficiales en Córdoba, batiendo un récord al que sólo se llegó cuando las plataformas permitían alquilar pisos turísticos ilegales y/o sin licencia turística.

El principal medidor de este fenómeno es el Registro de Turismo de la Junta de Andalucía y es público. Allí se actualizan los datos de nuevas licencias otorgadas a Viviendas de Uso Turístico (VUT), que es el nombre técnico que se da en la última normativa andaluza a lo que coloquialmente se conoce como pisos turísticos, casas o inmuebles particulares que se pasan al alquiler para turistas, normalmente por días o semanas.

Este registro muestra, con datos actualizados a 7 de mayo de 2024, que en la provincia hay 3.017 licencias de pisos o viviendas turísticas. De todas ellas, 2.791 están en Córdoba capital, donde, sólo en el último mes, se han dado de alta 73 nuevas licencias. Esto es también récord mensual. 

En lo que llevamos de año, en la capital, un total de 283 viviendas particulares se han sacado licencia para pasarse al alquiler por temporadas. Eso no significa que ya estén en el negocio, ya que muchos son “pisos turísticos durmientes”.

Concretamente, según pudo comprobar este periódico cruzando datos, un 20% del todos los pisos turísticos que hay Córdoba ni siquiera se ofertan en las plataformas de alquiler vacacional. Son licencias de alquiler vacacional durmientes, expedidas en buena medida en los últimos meses de forma preventiva, tras el anuncio de las nuevas normativas, como la anunciada en Córdoba, que aspiran a controlar este fenómeno tanto a nivel andaluz como a nivel local.

Así, si uno acude a AirDNA, el opendata que monitorea la oferta de alquiler vacacional de plataformas como Airbnb o Vrbo (Booking también oferta pisos turísticos pero mezclados con hoteles y apartamentos), la oferta de pisos turísticos activos de la capital en mayo fue de 2.191, mucho más baja que la del registro oficial.

Esta situación es inédita. De hecho, hace años el problema era que había más pisos ofertados en las webs que registrados (llegó a haber unos 3.500), porque entonces no se exigía número de licencia para darlos de alta. Desde 2018, Airbnb o Booking sí que lo exigen, de manera que las casas turísticas ilegales son mucho menos habituales (todavía se pueden dar casos de que se usen números de licencia compartidos).

Etiquetas
stats