Dos meses después, el brote de la cárcel mantiene a medio centenar de positivos y varios módulos aislados

Prisión de Córdoba

El 29 de septiembre, uno de los trabajadores de la empresa exterior que realiza su actividad laboral en los talleres del centro penitenciario de Córdoba comunicó su positivo. Dos meses después, el brote de coronavirus declarado entonces ha acabado por contagiar a un tercio de los internos y aún hoy mantiene a medio millar de personas como casos activos y a varios módulos aislados.

Según datos de este mismo miércoles, que maneja el sindicato CSIF en la prisión provincial, en estos momentos cinco funcionarios y 48 internos siguen siendo casos activos. Ahora mismo y hasta el 2 de diciembre, todos los internos de los módulos 13, 14, cinco y uno están aislados, en prevención por el contagio. El aislamiento finalizará el próximo 2 de diciembre, según informan las fuentes.

Además, también se ha suspendido la entrada de los abogados de justicia gratuita o ONGs como Proyecto Hombre, que habitualmente trabajan en la prisión. Los vis a vis con familiares y los permisos siguen totalmente suspendidos desde que se decretó el brote, que no obstante ha contagiado a 400 personas en la prisión. Está previsto que estas visitas se puedan retomar el próximo 3 de diciembre. Lo único que se mantiene en activo son las comunicaciones orales a través de locutorios con dos familiares por interno, salvo los cuatro módulos que están aislados.

Por otra parte, las fuentes detallan que al menos hasta el 3 de diciembre tampoco se retomarán las actividades de polideportivo o las socioculturales, que también están suspendidas.

Etiquetas
Publicado el
25 de noviembre de 2021 - 05:01 h
stats