La Junta de Acreedores de Rabanales 21 decidirá el martes si aprueba un convenio que aplaza la deuda

Instalaciones del parque científico tecnológico de Rabanales 21

La Junta General de Acreedores del concurso en el que está inmerso desde 2020 el Parque Científico Tecnológico de Córdoba, Rabanales 21, ha sido convocada para “el próximo martes” 15 de febrero, con el fin de tratar la posible aprobación de “un nuevo convenio”, que conllevaría, en caso de obtener el respaldo mayoritario de los acreedores, diferir hasta ocho años el pago de la deuda del parque tecnológico cordobés, cifrada en cerca de 18 millones de euros.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de Rabanales 21 y de la Subdelegación del Gobierno central en la provincia, en cuanto a la celebración de la citada reunión de la Junta General de Acreedores, en el primer caso, y respecto a la decisión adoptada, en este caso por el Ministerio de Ciencia, que “ha informado favorablemente la propuesta alternativa del convenio”.

Además y según ha avanzado ABC Córdoba, junto al citado informe favorable del Ministerio de Ciencia a la propuesta del nuevo convenio de acreedores, la Agencia Tributaria, que como recaudador del Estado debe pronunciarse, también lo ha hecho, restando por conocer la postura de la Abogacía del Estado, que no se espera que sea contraria.

De esta forma, en la reunión del martes, que presidirá el titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Córdoba, el principal acreedor ordinario de Rabanales 21, el Gobierno central, a través del Ministerio de Ciencia, dará su visto bueno al aplazamiento por cuatro años de la deuda de dos millones que se mantiene con él el parque tecnológico.

La propuesta de convenio se entregó el pasado diciembre al Juzgado de lo Mercantil, cuyo titular comprobó que cumplía le Ley Concursal y dio traslado de la propuesta a los acreedores. En la misma, según ha precisado el mencionado rotativo, no está prevista quita alguna, pero sí un aplazamiento de toda la deuda por ocho años.

Por su parte, la Universidad de Córdoba (UCO) y la Junta de Andalucía son accionistas y acreedores, a la vez, de Rabanales 21. Sus créditos están considerados subordinados, de modo que no cobrarán hasta que no lo haga el Gobierno. Rabanales 21 debe a la UCO un millón de euros, mientras que a la Junta, a través de la Agencia IDEA y Soprea, le adeuda 13,4 millones.

El concurso

Fue en en marzo de 2020 cuando la junta de accionistas de Rabanales 21 decidió solicitar el concurso voluntario de acreedores, al no poder hacer frente a sus deudas, contraídas para sufragar las obras de urbanización del parque. No obstante, los administradores concursales ya establecieron que solo los suelos de Rabanales 21 valen 25 millones de euros, por lo que el parque tecnológico sería viable.

De hecho, en su momento se planteó a la Junta de Andalucía la fórmula de la dación en pago con terrenos para saldar deuda, pero esta opción fue rechazada por los servicios jurídicos, por un supuesto de ayuda ilegal a empresas, dado que Rabanales 21 tiene socios privados (Caixabank, Cajasur y Prasa) y públicos (Junta, Universidad de Córdoba, Ayuntamiento y Diputación de Córdoba). Ello llevó a la solicitud del concurso de acreedores en marzo de 2020, que ahora podría cerrarse con el convenio que se somete a la Junta General de Acreedores del martes.

Etiquetas
stats