Los colectivos insisten en reducir la anchura del Cinturón Verde para no dañar la Sierra

Obras del Cinturón Verde con maquinaria pesada

Tras la reunión mantenida este lunes entre la Delegación de Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía y representantes de los más de 80 colectivos de Córdoba conformados por ecologistas, senderistas y ciclistas, entre otros, que han reclamado la “paralización y revisión de proyecto del Cinturón Verde” que se está ejecutando actualmente en la capital, estos han insistido en reclamar que la anchura del sendero sea de un metro y no de 3,5 como el ejecutado con maquinaria pesada hasta ahora.

En el encuentro, los colectivos que habían denunciado los daños a la Sierra que se estaban produciendo con las máquinas que han abierto el sendero arrancando vegetación de la Sierra, han pedido a la Junta que reduzca la anchura prevista en su proyecto para el Cinturón Verde de 3,5 metros y se quede en un metro. Asimismo, también han expuesto los inconvenientes de utilizar zahorra en el firme de este sendero, una propuesta que la Junta ha aceptado estudiar para buscar una alternativa, según confirmó la administración este lunes. La Junta explicaba que ambas partes se han dado de plazo una semana “para estudiar alternativas técnicas a la zahorra” y además se ha pactado la creación de un grupo de trabajo conjunto donde se cuente con estos colectivos, junto a ganaderos y asociaciones ecuestres, para la ejecución de las siguientes fases de la construcción del Cinturón Verde de Córdoba.

El Cinturón Verde es una infraestructura verde de nueva creación que conectará de oeste a este de la ciudad las dos puertas verdes existentes, la de la Vereda de Trassierra y la de Rabanales, pasando por la Sierra. Con una longitud total de unos 17 kilómetros, pretende crear un nuevo recorrido.

Reducción del ancho para proteger la flora y el paisaje

Los colectivos que han denunciado el uso de maquinaria pesada para abrir un sendero de gran anchura en plena Sierra, señalan en un comunicado al que ha tenido acceso este periódico, que la reducción del ancho propuesta -un metro- está basada en el respeto al medioambiente y en la singularidad de los parajes que se transitan. “Se trata de un entorno privilegiado, único y de un elevado valor natural y paisajístico, por lo que hay que minimizar el impacto que sobre el mismo se haga preservando las características para que puedan ser disfrutadas por todos en el futuro. Un menor ancho también servirá para proteger el trazado del sol y las altas temperaturas que en Córdoba nos castigan varios meses al año”, explican.

Por otra parte, “la propuesta supone una reducción del 71% de la masa forestal devastada, lo cual va en línea con las necesidades de la declaración de estado de Emergencia Ambiental en el que está la ciudad de Córdoba por Pleno municipal de 14 de noviembre de 2019”. Según entienden los colectivos, esto no se ha considerado en la elaboración del proyecto del Cinturón Verde. “El proyecto se toma como una obra de una infraestructura civil dejando al margen muchos detalles de afección a la flora y la fauna, lo cual indica a nuestro parecer la poca sensibilidad ambiental con un espacio tan sensible como es nuestra Sierra, la cual sufre numerosos ataques medioambientales”.

En lo que se refiere a no usar zahorra, los colectivos han pedido que “se mantenga un piso natural, ya que es mucho más adecuado para caminar sobre él que el duro contacto de la zahorra. Esta, también absorbe y desprende más calor, y tiene menos agarre para las bicicletas”. Al parecer, el uso de zahorra por parte de la Junta de Andalucía se debe a que no necesita mantenimiento, ya que no hay prevista una partida para este concepto. “Esto ha supuesto que recordemos al equipo de la Junta la necesidad de mantener esta infraestructura y no abandonarla después de hacerla”, reclaman. Y apuntan que lo redactores del proyecto parten del PGOU de 2001, para que el sendero sera una vía pecuaria y que sirva para actividades agrícolas y ganaderas, “pero 2022 la situación medioambiental es totalmente distinta y admitida por todas las declaraciones institucionales, con apenas ganado transitando por la Sierra y por supuesto no tenemos actividad agrícola ni ganadera que implique la necesidad de una vía de esas características”.

Accesibilidad y seguimiento de las obras

Por otra parte, asimismo, los colectivos han trasladado a la Junta “el riesgo potencial que se genera en el momento en que se asigna como uso principal el ganadero a senderos como el de la Cuesta del Reventón. Al actuar de esta forma en un sendero que es, con mucho, el más transitado de Córdoba, los problemas que se pueden derivar son evidentes y perjudiciales para la mayoría de los cordobeses”.

En la reunión también se ha tratado la accesibilidad en este proyecto, “manifestando por nuestra parte que el diseño del mismo reduce la transitabilidad de manera muy significativa. Cuestas de entre el 20 y el 30% en varios tramos, escaleras de madera para salvar un desnivel de cerca de 8 metros, un desnivel acumulado de 500 metros, falta de áreas de estacionamiento, cruces con carreteras…Esto reduce el acceso a muchos usuarios que no van a poder disfrutar del nuevo Cinturón Verde”, apuntan.

Con todo ello y tras la reunión, los colectivos defienden un proyecto de Cinturón Verde con “una visión más cercana a la realidad de Córdoba” y participarán en las reuniones periódicas establecidas para el seguimiento de las obras hasta su finalización. “La Junta se ha comprometido a valorar las dos peticiones presentadas: reducir el ancho y no usar zahorra. Y respondernos esta semana. Somos optimistas en que, finalmente, la buena disposición de la Junta a escucharnos, se traduzca en acciones concretas que demuestren que se tienen en cuenta las necesidades transmitidas”, confían.

Etiquetas
stats