La BRI X de Cerro Muriano vuelve con la OTAN a Letonia dotada con la “máxima potencia de fuego”

El general jefe de la BRI X, Ignacio Olazábal, en su despacho del Gobierno Militar en Córdoba | EUROPA PRESS

La Brigada 'Guzmán el Bueno' X -con base en Cerro Muriano (Córdoba)-, volverá a Letonia bajo bandera de la OTAN, ya por tercera vez, el 7 de enero, para llevar a cabo la primera de dos misiones consecutivas de seis meses cada una, que ejecutarán sendos contingentes de la BRI X, compuestos por "350 hombres y mujeres" cada uno, el primero de ellos entre enero y julio de 2022, cuando le dará el relevo el segundo, que estará en el país báltico hasta enero de 2023, y lo harán con medios acorazados y mecanizados dotados de la "máxima potencia de fuego y de choque".

Así lo ha detallado, en una entrevista concedida a Europa Press, el general jefe de la BRI X, Ignacio Olazábal, quien ha explicado que la Brigada participará en la misión de la OTAN 'enhanced Forward Presence' (eFP X) "con medios propios", en concreto con "lo más potente y moderno que tiene el Ejército español en medios acorazados y mecanizados, el carro de combate 'Leopardo 2E' y el Vehículo de Combate de Infanteria (VCI) 'Pizarro', que son dos vehículos de última generación y de máxima potencia de fuego y de choque".

Además, se llevarán a Letonia otros medios mecanizados, como el Transporte Oruga Acorazado (TOA) M-113, morteros pesados, el Vehículo de Combate de Zapadores (VCZ) y misiles contra carro 'Spike'. Todo ello estará en manos de los efectivos de la BRI X, que conformarán sobre el terreno un subgrupo táctico mecanizado, una unidad de zapadores y una unidad de apoyo logístico.

La misión a cumplir por la BRI X, en el primer semestre de 2022 por una unidad al mando del teniente coronel Fernando Fuentesal y perteneciente al Regimiento Acorazado 'Córdoba' nº 10, y en el segundo por una unidad al mando del teniente coronel Roberto Aranda y perteneciente al Regimiento de Infantería 'La Reina' nº 2, consiste en garantizar la estabilidad de la seguridad euroatlántica, así como prevenir conflictos mediante medidas de disuasión creíbles, en este caso ante Rusia, a través de un despliegue de naturaleza defensiva, respondiendo así al compromiso de la OTAN de ayudar a los países aliados.

A este respecto y en cuanto a si el conflicto fronterizo entre Polonia y Bielorrusia puede hacer más complicada la misión de la BRI X, el general Olazábal ha asegurado que ello "no lo hace, ni más complicado, ni más sencillo", pues la presencia española en Letonia, "bajo paraguas OTAN, lo único que muestra es la disponibilidad y la seriedad de nuestra alianza con los países OTAN, siendo solidarios con las necesidades de cada uno de ellos".

De esta forma, según ha resaltado, "estamos allí porque es importante", porque no solo hay que decir "que uno pertenece a una alianza, sino que hay que mostrarlo y participar solidariamente con ella, cuando así se nos requiere" y, de hecho, "la OTAN nos lo ha solicitado, y Letonia nos lo ha solicitado, para apoyarles en la defensa de su territorio nacional, y allí estamos, solidariamente, como el resto de aliados OTAN".

Líbano e Irak

Por lo que respecta al que será, a partir de mayo y durante seis meses, el sexto despliegue de la BRI X en Líbano, actuando como "cascos azules" de la ONU, en el marco de la operación 'Libre Hidalgo' XXXVII y con 700 efectivos al mando del propio general Olazabal, éste ha explicado que que su misión consistirá en garantizar el cumplimiento de la resolución 1.701 de Naciones Unidas.

Eso quiere decir que el contingente español, que en su mayoría se establecerá en la base Miguel de Cervantes, cerca de Marjayún, donde está el Cuartel General del Sector Este, liderado por España, en la frontera entre Israel y Líbano, que los militares españoles se colocarán "entre el Ejército de Israel y Hezbolá", apoyando a las Fuerzas de Defensa del Líbano "en el mantenimiento de la paz y de la integridad de los territorios".

De hecho, la misión de la ONU en el Líbano tiene entre sus tareas vigilar el cese de las hostilidades entre Hezbolá e Israel y acompañar y ayudar a las Fuerzas de Defensa Libanesas en el Sur del país y a lo largo de la separación entre las dos partes, en la llamada Línea Azul. También garantiza el acceso humanitario a las poblaciones civiles y el retorno voluntario y seguro de las personas desplazadas.

El contingente español se verá reforzado en esta misión, que se desarrollará en "un escenario muy conocido para la Brigada", con "una contribución muy sustanciosa" en efectivos "de países como India, Indonesia, Malasia, El Salvador o Serbia", pues no se puede olvidar que se trata de una misión "de Naciones Unidas" que es "muy multinacional".

Por otro lado, el general Olazábal ha recordado que, para la BRI X, "las misiones de entrenamiento son muy comunes", pues sus hombres y mujeres se adiestran "diariamente" y están "muy preparados", de forma que les resulta "muy fácil adiestrar a otros", y por eso está ya "preparado un equipo de adiestramiento en combate acorazado para ir a Irak", a donde irá, "si es requerido" finalmente para ello, integrado por ocho oficiales y suboficiales, con capacidad para "instruir a los cuadros de mando" del Ejército de Irak.

Etiquetas
stats