Los bares del centro se quedan a oscuras para pedir ayudas que mitiguen la subida de la luz

Hosteleros protestan con un apagón de sus locales

Cinco minutos en penumbra para pedir ayudas y apoyo que permita afrontar el sobrecoste energético. Así ha sido la protesta que han protagonizado los hosteleros de toda España, Córdoba incluida, para protestar por lo que consideran una crisis incluso peor que la del coronavirus: el alza del precio de la luz, que se ha triplicado en muchos establecimientos hosteleros.

Así, los bares del entorno de la plaza de Las Tendillas, calle Cruz Conde, calle de La Plata y calle Jesús y María han apagado las luces a las 19:00 para simbolizar lo que está en el horizonte de algunos empresarios, el posible cierre, al no poder hacer frente al sobrecoste energético. El presidente de Hostecor, Francisco de la Torre, no daba datos concretos, pero sí aseguraba que muchos asociados comienzan a hablar de “traspaso o cierre” si la escalada de precio de la energía y el gas sigue al mismo ritmo.

En ese sentido, De la Torre ha recordado que la hostelería es un sector que está las 24 horas del día enganchado al suministro energético, más allá del horario de apertura, lo que deja a los profesionales en una situación vulnerable. “El primer problema ya son los suministros cuando antes era el personal o el alquiler”, ha señalado el presidente de Hostecor, que ha recordado que esta protesta es a nivel nacional.

Así, desde Hostecor se han suscrito a las reivindicaciones, y han pedido al Gobierno de España, entre otras cuestiones, que modifique el sistema de cálculos de las tarifas, así como la concesión de ayudas y apoyos para la reconversión de instalaciones y equipos, la implantación de fuentes de energía renovables y sistemas de autoconsumo.

En un comunicado, la Federación de Empresarios de Hostelería de Andalucía señalaba que el objetivo de la protesta es visibilizar “su delicada situación” y hacer ver al Gobierno de España la necesidad “urgente de soluciones que permitan salvar empresas y empleos”. Según los datos que maneja la federación y la Confederación Empresarial de Hostelería de España, la energía representa entre el 6% y el 8% de los costes de un negocio, por lo que una subida de un tercio puede provocar un aumento de entre el 2% y 3% de los gastos fijos en las empresas del sector.

Según la confederación, el coste medio de la energía en un local de restauración se sitúa de media entre 3.000 y 6.000 euros. Así, dependiendo del tamaño, la localización y los servicios que ofrezca el establecimiento, el porcentaje de subida del recibo de la electricidad puede oscilar entre el 20% y el 40%, si bien ha advertido de que “se han llegado a ver casos de incrementos del triple en las facturas en relación al año pasado”. En este sentido, argumenta que es muy usual que el mayor consumo en este tipo de establecimientos se produzca en franjas con un coste de hora punta, “por ello se encuentra claramente penalizado”, añaden. 

El sector sostiene que, aunque este año se han alcanzado los niveles de facturación previos a la pandemia, la rentabilidad de las empresas está, no obstante, muy por debajo de la del 2019 debido, entre otros factores, a los elevadísimos costes de la energía. 

Etiquetas
stats