El Banco de Alimentos y Cruz Roja repartirán 1,2 millones de kilos de comida para 30.000 cordobeses necesitados

Banco de Alimentos de Córdoba listo para iniciar el mayor reparto de fondos FEAD.

El Banco de Alimentos Medina Azahara y Cruz Roja repartirán en las próximas semanas casi 1,2 millones de kilos de comida que se destinarán a familias necesitadas de Córdoba capital y provincia. Ambas entidades cuentan con sendas partidas de 585.000 kilos de alimentos, provenientes de la ayuda del Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas.

De un lado, en el Banco de Alimentos ya está todo preparado en su gran almacén, donde esta misma semana comenzarán el reparto entre entidades que trabajan con personas en exclusión social, reparto que se desarrollará hasta finales de noviembre, según señalan a este periódico.

“Una vez aprobada y supervisada su recepción por los servicios de inspección de Hacienda, al ser alimentos adquiridos con fondos públicos, comienza el reparto de la mayor partida hasta ahora de Fondos FEAD que alcanza los 585.595 kilos de alimentos”, indican. Estos alimentos empezarán a ser retirados por las entidades asistenciales y de beneficencia inscritas en este programa, para su reparto entre las personas necesitadas que han sido valoradas para estas entregas por un trabajador social cualificado.

Partidas y entidades beneficiarias

Las grandes partidas de esta entrega del Banco de Alimentos en la provincia irán a Puente Genil, que retira 59.700 kilos para 7 entidades beneficiarias; Lucena, que retira 39.839 kilos con destino a 6 entidades colaboradoras; Cabra, que retira 35.126 kg, para 7 entidades colaboradoras; y Montilla, que retira 24.695 kilos para 5 entidades beneficiarias.

En cuanto a la capital, la entidad que más retira es Adevida, que para una atención de 390 personas se lleva 15.188 kilos; Acisgru (Asociación Cordobesa para la Inserción Social de Gitanos Rumanos), que retira 12.267 kilos para atender a 315 personas; y Comunidad de Amor Cristiano, que retira 11.060 kilos para 284 personas, explica el Bando de Alimentos.

El resto de entidades que trabajan con el Banco de Alimentos se llevan cantidades que “oscilan entre 779 kilos la que menos, a cantidades que llegan a los 12.423 kilos ' más de mil kilos la mayoría de ellas”. El total de beneficiarios de este programa asciende a 15.037 personas, recibiendo cada una de ellas una media de 39 kilos de alimentos.

En esta fase destacan los 254.298 litros de leche, 58.860 litros de aceite de oliva, 38.011 kilos de fruta en conserva, 32.654 kilos de macedonia de verduras, 21.808 kilos de conserva de atún y los 45.502 kilos de tomate frito. Completan el lote: arroz, cacao soluble, galletas, pasta, potitos de fruta y de pollo y alubia cocida.

Una cantidad idéntica de Cruz Roja

Por su parte, desde Cruz Roja en Córdoba se distribuirá a más de 15.000 personas (15.878 concretamente) en situación de vulnerabilidad alimentos de la segunda fase del reparto dentro del Programa 2022 de ayuda alimentaria a las personas más desfavorecidas, puesto en marcha por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA).

Así, en el marco de este programa, en las próximas semanas el voluntariado de la institución humanitaria se encargará de distribuir un total de 585.594 kilos de alimentos entre un total de 62 entidades de la provincia, que abarcan desde los propios centros y asambleas de Cruz Roja hasta ayuntamientos, residencias de mayores, escuelas infantiles, centros de drogodependencias y organizaciones sociales de diversa índole.

El programa está cofinanciado en un 100% por el fondo de Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa (REACT-UE) para incrementar el apoyo al Fondo de Ayuda Europea para las personas más Desfavorecidas (FEAD), con el fin de abordar la situación de quienes se han visto afectados social y económicamente por la crisis de la COVID-19.

“El aumento de precios en cuestiones de primera necesidad como vivienda, gas, electricidad, alimentos o transporte está provocando un incremento de la vulnerabilidad de muchas familias que ya tenían una situación muy complicada a raíz de la pandemia. En dicho contexto, un programa como este, que da cobertura a una necesidad tan básica como es la alimentación, se antoja, por desgracia, más necesario que nunca”, explica Ángel Córdoba, responsable provincial de Extrema Vulnerabilidad de Cruz Roja.

Etiquetas
stats