Arranca el cierre de la mitad de las sucursales del Santander en Córdoba con la clausura de siete oficinas

Una sucursal del Banco Santander.

La decisión del Banco de Santander de cerrar casi la mitad de sus sucursales en la provincia de Córdoba empieza a hacerse realidad este mes. Entre marzo y abril arrancará la cadena de cierres y la entidad clausurará siete oficinas, tanto en la provincia como en la capital, de las 20 sucursales que cerrarán del total de las 42 existentes en Córdoba hasta ahora.

Así -según ha podido conocer Cordópolis de fuentes sindicales-, el 12 de marzo es la fecha elegida para el cierre definitivo de la sucursal del Banco Santander en Rute (c/ Juan Calrlos I, 22) y el día 16 de este mes hará lo propio la de Peñarroya-Pueblonuevo (c/ Santa Bárbara, 26). Los cierres se precipitarán ya en el mes de abril con cinco más, con la clausura de la sucursal en Castro del Río el 9 de abril y el cierre de cuatro ficinas más en Córdoba capital.

El cierre de oficinas del Santander en la capital se prevé primero el 9 de abril en las sucursales de la avenida del Aeropuerto -cuya actividad será reabsorvida por la oficina de C/ Perpetuo Socorro, 18, y la avenida de Manolete, cuya actividad se trasladará al local de la entidad en Plaza Costa Sol.

Ese mismo mes, el 23 de abril, cerrarán dos sucursales más del Banco Santander en Córdoba capital: la ubicada en la Cuesta de la Pólvora y la de la avenida Jesús Rescatado, cuya actividad se concentrará en la oficina de avenida de Barcelona.

ERE con cierre de oficinas, salidas de empleados y recolocaciones

El cierre de oficinas previsto por el Santander forma parte del plan de reestructuración planteado por el banco a los sindicatos con un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que conlleva el cierre de sucursales en todo el país y que fue firmado finalmente el pasado 15 de diciembre, según pudo conocer este periódico. La entidad bancaria cierra así el 47,6% de las sucursales que tiene en la provincia cordobesa, que además espera la aplicación del ERE que ha planteado, que incluye a 4.000 empleados en todo el país, con la recolocación en el propio grupo de alrededor de un millar de trabajadores, algo que se llevará a cabo acompasando el cierre de las sucursales con la recolocación y las salidas que se lleven finalmente a cabo, explican las fuentes consultadas.

El Santander plantea este reajuste de la plantilla y el cierre de gran parte de sus oficinas aludiendo al cambio de los hábitos de consumo y a la digitalización -acelerada por la pandemia-, después de que ya llevara a cabo un primer ERE hace un año a cuenta de la absorción de la red de oficinas del Banco Popular y que en la provincia de Córdoba ya echó el cierre a 22 sucursales.

Ahora, con el nuevo cierre de oficinas planteado, solo quedarían abiertas en la provincia de Córdoba un tercio de las sucursales que el Banco Santander tenía abiertas hace poco más de un año. El modelo que se plantea por parte de la empresa es evitar duplicidades con oficinas muy cercanas.

El plan de la entidad para el conjunto del país pasa por cerrar 1.033 oficinas, sumado al despido de empleados a través del ERE, recolocaciones en otras oficinas y a salidas de trabajadores a partir de 55 años, asimilando el cobro de las indemnizaciones a una prejubilación. El proceso de reestructuración planteado por el Santander se ejecutará a lo largo de todo el año 2021.

Etiquetas
Publicado el
9 de marzo de 2021 - 05:45 h