Aprendiendo Botánica con árboles y plantas sin salir del barrio

Parterre botánico en la calle Villa de Rota.

El barrio de Santa Rosa, en Córdoba capital, es conocido por muchos cordobeses como el barrio 'de los árboles', porque cada una de sus calles lleva el nombre de una especie arbórea. Lo que no todo el mundo conoce y muchos no han visto es que muchas de esas calles cuentan con uno o varios ejemplares de los árboles de los que recibe su nomenclatura en el callejero de la capital.

Un paseo por este barrio y por otros barrios de la capital donde se han instalado parterres a modo de minijadines botánicos, sirven para aprender de esta ciencia que habla de las plantas, de arbustos y árboles, con los que cuenta la ciudad, y está a la vista de cualquier vecino.

En estos días, un almendro en flor muestra su belleza en la calle El Almendro del barrio de Santa Rosa y, caminando calle a calle por esta zona de la capital, quien se muestre interesado en aprender Botánica sin salir del barrio, puede encontrarse -por ejemplo- con dos palmeras en la calle La Palmera, con un laurel en la calle que lleva su nombre, con dos algarrobos en la calle del mismo nombre y hasta con una higuera que da sus frutos cada año, plantada en la calle La Higuera.

Todos estos ejemplares llaman la atención del viandante entre el resto de árboles que pueblan el barrio, caracterizado por plataneros altos, con décadas a sus espaldas y que tienen la altura de los edificios de tres plantas de la zona, otorgando una apreciada sombra en los meses de más calor en Córdoba.

'Minijardines' botánicos

El interés por la Botánica se despierta también en otra zona de la ciudad, en una pequeña calle junto a la avenida Medina Azahara. En la calle Villa de Rota, se muestran desde hace años unos grandes parterres, a modo de 'minijardines' botánicos, con toda una serie de plantas y arbustos, que cuentan con letreros donde se puede leer el nombre de cada especie.

La idea de estos jardines botánicos de barrio surgió en su día de la mano de los vecinos y de Sadeco, que proporcionó el compost necesario para la plantación de las especies. Actualmente, se pueden ver allí ejemplares de árboles de bastante altura como aligustres o ginkgo a todo tipo de plantas menores: ficus elástica, ficus benjamina, drácena, evónimo, adelfa o calas, se distinguen en los parterres.

Y, junto a ellas, otros ejemplares de jazmín, costilla de Adán, laurel, naranjo agrio, granado, olivo, helecho, plumero, souzgatillo, buganvilla, clivia, lantana, dama de noche, tradescantia, lavanda, cheflera, hibisco o crásula.

Este ejemplo, que cuenta con un arraigo de años en la pequeña calle de Villa de Rota, se quiere exportar a otros espacios de la ciudad, explican desde Sadeco, que se propone renovar la cartelería dañada de los parterres más antiguos y, por otro lado, ya ha donado compost para hacer instalaciones similares en Las Margaritas, así como en los jardines y huertos de los colegios de la capital en la cubierta vegetal de edificios en el campus de Rabanales.

Etiquetas
Publicado el
1 de marzo de 2021 - 06:00 h
stats