Las reclamaciones en materia de consumo aumentan en Córdoba un 31,2% en 2017

Consumidores en un comercio | ÁLEX GALLEGOS

En Córdoba se han registrado durante el pasado año 2017 un 31,2% más de reclamaciones de usuarios y consumidores que el año anterior, según se extrae de la memoria del Servicio de Consumo de la Delegación de Salud, Igualdad y Políticas Sociales de la Junta del ejercicio pasado.

La directora general de Consumo, Isabel Niñoles, y la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de Córdoba, María Ángeles Luna, han felicitado a los profesionales del Servicio de Consumo por el trabajo realizado para garantizar la defensa y protección de estos derechos y han destacado que desde el servicio se han atendido 1.252 reclamaciones y 211 denuncias contra proveedores de bienes o servicios, siendo el sector de electricidad las que más reclamaciones tiene, un 33,63% del total de las mismas.

La mayoría de las reclamaciones corresponden al sector de los servicios esenciales (31,86%), seguido del sector de telecomunicaciones (24,12%); comercio (14,14%); servicios sanitarios (9,82%); financieras e inversiones (6,15%); automóviles y accesorios (5,11%); transportes (3,75%); servicios de ocio y juegos (2.88%); hostelería y turismo (6,64%), servicios de asistencia técnica (1,84%), seguros (1,68%) y, en último lugar, al servicio de restauración (1.52%).

La delegada del ramo ha hecho referencia a la resolución de expedientes que se han ejecutado durante 2017 y ha puesto de manifiesto que del total de expedientes de reclamación tramitados en el servicio de consumo en Córdoba, en el 34,50% de los intentos de mediación realizados se ha conseguido una conciliación entre los intereses de las personas consumidoras y de las empresas.

Durante el año 2017, en el servicio de consumo se han registrado 3.469 actuaciones de inspección a empresas proveedoras de bienes o servicios para comprobar el cumplimiento de la normativa exigible. Se han realizado 21 campañas de inspección que se realizaron tanto en establecimientos de productos alimenticios, industriales como en establecimientos de prestación de servicios.

Estas campañas han girado en torno a los productos ibéricos, los disfraces y máscaras, inspecciones sobre la información en la compra-venta y arrendamiento de viviendas, campañas en academias de enseñanza con titulaciones no homologadas, establecimientos de restauración, bicicletas, etiquetado y seguridad en juguetes y productos industriales o inspección de servicios de asistencia técnica de vehículos entre otras. En total se han detectado irregularidades en el 17,41% de los 1.097 establecimientos objeto de campañas de inspección.

“Red de alerta”

Por otro lado, la delegada ha señalado que “además de la actividad que realizamos a través de las campañas, el equipo de profesionales del servicio de consumo dan respuesta a los avisos que llegan a través de la red de alerta”, que es un sistema rápido de intercambio de información entre las autoridades a nivel regional, nacional y europeo para evitar la comercialización de productos no alimenticios que puedan presentar un riesgo para la salud.

En este área, la inspección de consumo de Córdoba efectuó 18.090 comprobaciones en 1.809 visitas para descartar la existencia de productos catalogados como peligrosos o inseguros en comercios de nuestra provincia.

En cuanto al apartado de denuncias recibidas durante 2017, Luna ha destacado que el número de denuncias cumplimentadas fue de 215, siendo las causas más frecuentes de las denuncias recibidas las posibles irregularidades en productos o servicios comunicados a través de las hojas de reclamaciones, escritos de denuncia o actas recibidas de otras administraciones.

Así, a lo largo del pasado año, el equipo de profesionales del servicio de Consumo inició 235 expedientes y se emitieron 281 resoluciones que supusieron 157.281,60 euros de sanción.

Finalmente, en materia de formación y defensa de los consumidores y consumidoras, Luna ha destacado la realización de seminarios formativos, especialmente en etiquetado nutricional de alimentos. A lo largo de 2017, la Junta de Andalucía ha concedido 107.439 euros a potenciar las acciones en materia de protección y defensa de las personas consumidoras.

Etiquetas
stats