Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

Las lluvias dejan en Sierra Boyera agua suficiente para abastecer dos meses al norte de Córdoba

Embalse de Sierra Boyera

Alfonso Alba

0

La solución más rápida para que los 80.000 vecinos del norte de la provincia de Córdoba volvieran a tener agua potable pasaba porque lloviera, y mucho, en la cuenca alta del río Guadiato, del que se abastece el embalse de Sierra Boyera. Y el milagro ha comenzado a ocurrir, poco a poco, en la última semana. Las mayores precipitaciones de los últimos días se han registrado, precisamente, en la zona más necesitada, en el entorno de Sierra Boyera. Esto ha posibilitado que por primera vez desde que el embalse se dio por vacío el pasado Domingo de Resurrección, en el mes de abril, en Sierra Boyera haya agua teóricamente suficiente como para abastecer durante dos meses a los sedientos 80.000 vecinos de las comarcas de Los Pedroches y el Guadiato.

Poco después de que se agotase el agua en Sierra Boyera comenzó a funcionar un trasvase desde el embalse de La Colada. Pero la ETAP de Sierra Boyera ha sido en todos estos meses incapaz de potabilizar un agua de mucha peor calidad que la del primer embalse. El líquido de La Colada tiene una alta concentración de algas y contaminantes, provocada por años de vertidos a su cuenca. Por eso, la Junta de Andalucía prohibió el consumo del agua que salía de los grifos. Desde entonces, los vecinos sobreviven con agua embotellada o con el suministro diario (suspendido en los festivos de este puente de la Constitución y la Inmaculada) de camiones cisterna.

Pero las lluvias de los últimos días han provocado el efecto deseado: la escorrentía. Con ella, el agua ha llegado al embalse de Sierra Boyera. Este mismo jueves, los datos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) indicaban que en una semana el embalse ha pasado de retener 0,3 hectómetros de agua a tener ya más de 0,9 hectómetros.

Hasta ahora, las dos comarcas del norte de la provincia de Córdoba necesitan al mes 0,5 hectómetros cúbicos de agua. Ahora mismo, habría agua suficiente para prácticamente dos meses. Y sería un agua potable, sin los problemas que acarrea el trasvase desde La Colada. Se espera, además, que poco a poco la reserva vaya a más. Se mantendrán las escorrentías durante unas jornadas más. Y se confía en la llegada de nuevos frentes a lo largo del mes de diciembre.

A la espera de Emproacsa

De momento, la empresa provincial de Aguas de Córdoba, Emproacsa, no ha informado de si comenzará a bombear de nuevo el agua de Sierra Boyera a su ETAP, a pesar de las consultas de este medio y la situación que atraviesan los vecinos de la zona. Hace un mes, sus responsables ya indicaron que el objetivo para recuperar la normalidad sería que precipitaran en la cuenca unos 200 litros de media, lo que haría que Sierra Boyera tuviera capacidad para retener unos ocho hectómetros cúbicos de agua, una cantidad suficiente como para aguantar un año más.

El proceso de cambiar el bombeo de un embalse a otro es complejo, por lo que de momento impera la prudencia en Emproacsa. Aunque otras fuentes consultadas por este periódico aseveran que se sigue con minuciosidad lo que ocurre en estos momentos en Sierra Boyera. También, destacan, es algo que hacen los vecinos de la zona, que han visto cómo el agua ha regresado al punto en el están las tomas de la presa y desde donde se bombea el líquido hacia la ETAP.

De todas formas, la situación en Sierra Boyera es mejor pero crítica. Las precipitaciones de estos meses han sido importantes pero no suficientes como para que regrese la normalidad a una zona que lleva ya ocho meses sin poder beber el agua que sale del grifo.

Etiquetas
stats