Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

El Gobierno espera que este año esté listo el proyecto para acabar con las inundaciones en Castro del Río

Castro del Río

Alfonso Alba

0

El Gobierno espera que durante el 2024 esté lista la redacción del proyecto de obra para poder acabar con las históricas inundaciones en Castro del Río, según ha confirmado el Ejecutivo a través de una respuesta parlamentaria a preguntas del portavoz en el Congreso por Sumar, el diputado por Córdoba Enrique Santiago. El plan viene coleando desde hace varios ejercicios, sin que por el momento se haya puesto en marcha.

Históricamente, Castro del Río ha sufrido inundaciones por la crecida del río Guadajoz. El municipio se levanta sobre un pequeño promontorio y rodeado por el río y el arroyo Cantarranas, un sistema que ha funcionado como una defensa natural en el pasado. Pero esa confluencia provocaba también inundaciones en los momentos de lluvias intensas en las zonas más bajas del municipio.

Para evitarlo, la Confederación Hidrográfica ha decidido incluir a Castro del Río en el Plan de Gestión de Riesgo de Inundación (PGRI). El objetivo es mejorar la evacuación de las aguas del arroyo Cantarranas cuando baja crecido en su desembocadura con el Guadajoz y evitar que provoque problemas en el interior del casco urbano.

Hace dos años, a Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) anunción que preparaba una inversión de 1,2 millones de euros para evitar las habituales inundaciones que se producen en una zona del municipio de Castro del Río. Pero a estas alturas, el proyecto no está ni redactado, por lo que las obras no se ejecutarán antes de los próximos dos años.

En el año 2010, las fuertes lluvias ya provocaron problemas en el arroyo Cantarranas, que se desbordó. Las competencias entonces eran de la Consejería de Medio Ambiente, que anunció una inversión millonaria para mejorar el cauce. El agua entró en la urbanización La Condesa de Castro del Río, provocando un desastre y daños severos en viviendas y bienes.

El plan entonces pasaba por embovedar parte del cauce del arroyo Cantarranas, el más cercano a la carretera. En el resto del cauce se actuaría también, ensanchándolo y profundizándolo para evitar que el agua, en caso de lluvia intensa, volviera a saltar a la urbanización y a provocar grandes daños. En 2010, de hecho, el Consejo de Ministros tuvo que activar ayudas extraordinarias en Castro del Río.

Además, el Ayuntamiento ya intervino hace años en el propio cauce del río Guadajoz. Entonces, el Consistorio llegó a sacar más de 1.000 camiones de arena, con el objetivo de evitar la colmatación del cauce y que, nuevamente, el río Guadajoz pudiese provocar inundaciones en las zonas bajas del pueblo.

Etiquetas
stats