'Cuevas del vino': un proyecto para recuperar la historia vitivinícola de Los Pedroches

Cuevas de Pedroche donde se instalará el proyecto.

El Ayuntamiento de Pedroche ha presentado esta mañana el proyecto ‘Cuevas del Vino. Memoria y estudio de la viticultura en Los Pedroches’, que tiene como objetivo recuperar un aspecto de la agricultura y del paisaje cultural de la zona desaparecido y que tuvo en la localidad de Pedroche uno de los centros más destacados del norte de Córdoba hasta el siglo XIX. El alcalde de Pedroche, Santiago Ruiz, acompañado del arquitecto Juan Diego Cabrera, redactor del proyecto técnico, y del autor del proyecto de interpretación, historia y recreación del espacio, Francisco Javier Domínguez, han presentado esta mañana un proyecto singular en la comarca, enclavado en un espacio único, como es el de las cuevas que sirvieron de bodegas desde finales de la Edad Media. Ruiz ha explicado que “la memoria del viñedo sigue viva en los mayores de Pedroche, incluso los de nuestra generación nos hemos preguntado por qué hay tantos topónimos y lugares que hacen mención a los lagares y a las viñas en el término y ya no queda nada”. Por este motivo, cuando recuperamos esta bodega subterránea, “pensé que podríamos revivir su esencia y convertirla en un espacio dedicado a la viticultura en la comarca, con la feliz coincidencia de que Francisco Javier Domínguez ha desarrollado un amplio proyecto en torno a este tema y contactamos con él para crear este nuevo centro”. Ruiz ha explicado que la obra se va a desarrollar con el apoyo de la Diputación de Córdoba y el comienzo de las obras es inminente. El presupuesto total ascenderá a unos 60.000 euros.

El alcalde ha destacado que estamos ante una apuesta que ofrece muchas vinculaciones, ya que a partir del vino podemos llegar a nuestra gastronomía, a la historia de nuestro paisaje y de nuestra agricultura, a la organización de catas y maridajes, de presentaciones, de actividades de concienciación y de conocimiento acerca de la recuperación del cultivo en la zona. También, ha asegurado el alcalde, se podrán desarrollar de talleres de elaboración de vino de forma artesana.

Francisco Javier Domínguez, autor del proyecto de interpretación, ha explicado que sobre el proyecto técnico desarrollado por Juan Diego Cabrera, se van a generar tres espacios bien definidos en las Cuevas del Vino. El primero, el más singular, es la bodega, donde se van a implantar tinajas de barro ubicadas en los nueve vanos habilitados para ello desde tiempo inmemorial. “No hay un espacio como este en la comarca y me atrevería a decir que tampoco es frecuente en Andalucía, donde el viñedo está asociado a grandes haciendas en la mayoría de los casos. Estamos ante una bodega rupestre más propia de zonas de Extremadura o de la franja de León-Zamora”, ha explicado Domínguez. La segunda zona será una sala multiusos en la que se recreará un lagar completo con jaraíz, prensa, tinajas y distintos aperos propios de la elaboración del vino al uso de Los Pedroches, un proceso de marcado carácter artesanal y dedicado al autoconsumo o a la venta en circuitos comerciales que apenas sobrepasaban los límites de la comarca“. Esta sala servirá para el desarrollo de catas, talleres, presentaciones y eventos y contará con paneles informativos con la historia de la viticultura en Los Pedroches y las características del vino y de las variedades de vid de la zona.

El tercer espacio es un patio donde se construirá un gran arriate donde se van a plantar vides de variedades locales de perfil genético único recuperadas a partir de los estudios realizados por la Universidad Pública de Navarra y de los centros del Ifapa de Cabra y de Jerez, que prestan el asesoramiento técnico al proyecto impulsado por Francisco Javier Domínguez para la recuperación e identificación de estas variedades.

El redactor del proyecto, Juan Diego Cabrera, ha explicado que estamos ante un espacio que estará interconectado por un discurso en torno a los procesos de elaboración del vino pero que será versátil desde el punto de vista del desarrollo de actividades. Cabrera ha señalado que en las cuevas se va a realizar una mínima intervención de drenaje de aguas, iluminación, implantación de una pasarela practicable y ubicación de tinajas, mientras que en la sala central se va a proceder a un revestimiento de piedra y a la colocación de un techo de madera para dotar al lugar de una imagen acogedora y similar a la que tuvieron este tipo de lagares en el pasado. En cuanto al patio, el arquitecto ha destacado que será un espacio sumamente versátil que estará separado por una cristalera. Cabrera ha destacado el arriate, que servirá además como banco para poder sentarse durante las actividades al aire libre.

Etiquetas
stats