Un preso preventivo expulsa 71 bellotas de hachís que llevaba en su interior

Los agentes pudieron constatar que el detenido se desplazó a Ceuta para ingerir la droga

La colaboración entre la Policía Nacional e Instituciones Penitenciarias ha permitido someter a un detenido en la cárcel de Córdoba a un estricto protocolo de vigilancia al sospecharse que transportaba droga en su organismo y a fin de evitar que se deshiciera de la droga conforme la expulsara; la volviera a ingerir; o la introdujera en el Centro Penitenciario.

Tras varios días en esta situación, y dado a los fuertes dolores abdominales que padecía por su negativa a evacuar la sustancia, tuvo que ser trasladado a la Enfermería del Centro Penitenciario. Allí el médico ordenó el traslado del interno al hospital, donde expulsó 23 bellotas de hachís, si bien solicitó al médico de guardia su alta voluntaria.

Posteriormente en prisión, expulsó otras 40 bellotas más. El médico, ante el temor de que dicha persona pudiera tener más droga, optó por acordar su traslado nuevamente al Hospital, donde expulsó otras 8 bellotas. Allí se le hizo una placa radiológica a fin de comprobar que no tenía más restos de hachís en su organismo.

La detención de este individuo se originó en el marco de una investigación sobre tráfico de drogas. Los agentes pudieron constatar como el ahora detenido se desplazó a Ceuta para ingerir bellotas de hachís.

Una vez en Córdoba se procedió a interceptar el vehículo en el que viajaba, y pese a comprobar que no portaba exteriormente ningún tipo de sustancia estupefaciente, debido a los indicios que los investigadores tenían sobre esta persona se procedió a su detención y puesta a disposición judicial. El juez ordenó su ingreso preventivo en prisión.

Etiquetas
stats