El Pleno de las querellas

.
El alcalde anuncia que "mañana por la mañana" llevará al Juzgado a IU y PSOE por lo que han dicho sobre la operación en torno al Grupo Tremón

El Pleno ordinario del mes de febrero en el Ayuntamiento de Córdoba trascenderá las paredes de Capitulares y todo apunta a que se volverá a reunir en la Audiencia Provincial. Además de decidir llevar al fiscal las palabras de Rafael Gómez, el alcalde, José Antonio Nieto, ha afirmado rotundo que "mañana por la mañana" pondrán una querella en los juzgados contra el portavoz de IU, Francisco Tejada, y el concejal del PSOE, Emilio Aumente.

El primero dijo que la recalificación de 40 hectáreas de suelo en Arenal de la Fuensanta para un mega proyecto de 141 millones de euros promovido por el Grupo Tremón es "un pelotazo urbanístico". El segundo afirmó que se trataba de un "robo" además de una operación de "especulación financiera".

Antes del Pleno, Tejada ha sostenido sus palabras y ha denunciado que el expediente que justifica esta recalificación "tiene sólo cinco folios". Durante el Pleno, Emilio Aumente ha vuelto a decir que la innovación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) es "un robo". Sus palabras hicieron que interviniera el propio alcalde para anunciar la interposición de la querella, algo que harán los servicios jurídicos del PP. Nieto insistió en que si se habla de robo, "hay alguien a quien se le roba".

Esta intervención se produjo en uno de los momentos de más tensión del Pleno, que ocurrió al principio de la sesión, antes incluso de que se debatiera el punto estrella sobre las sanciones sin cobrar. Emilio Aumente pidió el cese del gerente del Instituto Municipal de Deportes (IMD), Alfonso López, y del jefe de Gabinete de Alcaldía, Giuseppe Aloisio. Aumente denunció que a través de Twitter había recibido críticas por su "vida personal" y no como concejal por parte del gerente del IMD y que había sido "jaleado" por el jefe de Gabinete. El socialista entregó copia de los tuits a a secretaría del Pleno.

El portavoz del equipo de gobierno, Miguel Ángel Torrico, rechazó las palabras de Aumente, al que acusó de no respetar el derecho a la libertad de expresión. Torrico, y posteriormente Nieto, aseguraron que la socialista Inmaculada Durán retuiteó un tuit en el que se acusaba al alcalde de algo falso. El regidor también insistió en que a diario recibe tuits en su cuenta personal. En ese momento comenzó una pequeña bronca, que acabó con el anuncio de la querella por el tema Tremón.

Etiquetas
stats