El Pleno podrá pedir la contabilidad de UCOR

FOTO: MADERO CUBERO
Baquerín denunció que Rafael Gómez ha sacado en efectivo 100.000 euros del dinero público que recibe el partido

El Pleno del Ayuntamiento de Córdoba podrá pedir la contabilidad interna del partido de Rafael Gómez, Unión Cordobesa (UCOR) si así lo aprueba la mayoría de sus miembros. Esta es la principal conclusión de informe que ha emitido el secretario del Pleno, Valeriano Lavela, después del amparo solicitado por los dos concejales díscolos de UCOR, Carlos Baquerín y María José López de la Bastida. Baquerín exigió conocer las cuentas de UCOR después de denunciar que el propio Rafael Gómez había sacado en efectivo los 70.000 euros que ha recibido el partido por parte del Ayuntamiento en concepto de gastos de funcionamiento interno. El edil también dijo que Gómez había sacado otros 30.000 euros de la cuenta del grupo político en la Diputación de Córdoba.

El secretario del Pleno entiende que UCOR debe facilitarle la contabilidad tanto Baquerín como López de la Bastida y advierte al partido del empresario Rafael Gómez que de no hacerlo el Pleno se lo podrá requerir. Además, insta a UCOR a facilitarle a los dos concejales díscolos (que no expulsados ni adscritos al grupo mixto, al menos de hecho según apunta el secretario) material y un espacio para trabajar, ya que han denunciado que la formación le ha cerrado las puertas y que tienen que desarrollar su labor como concejales en los pasillos y sin poder acceder ni a informes ni expedientes.

El culebrón en UCOR estalló este verano, cuando Rafael Gómez denunció que Baquerín había pintado una nariz de payaso sobre una fotografía suya de un cartel electoral en la Diputación. Gómez llegó a afirmar que había una cámara de seguridad de la institución provincial que le había grabado. Desde entonces, la ruptura en el seno de UCOR es total.

En la guerra de esta semana, por un lado UCOR ha informado de que le ha abierto un expediente de suspensión de militancia a Baquerín y De la Bastida (algo que no ha sido trasladado al secretario del Pleno, según asegura en su informe). Por otro lado, Baquerín ha amenazado con solicitar la disolución de UCOR como formación política al no cumplir con la Ley de Partidos. Baquerín asegura que la sede de UCOR carece de permisos (se localiza en la parcela de la antigua Colecor, donde están las famosas naves industriales construidas de forma ilegal) y que además es un partido sin militantes y sin democracia interna.

Etiquetas
stats