Bajo planta aromática, pirámide o panteón: tú eliges dónde irán tus cenizas

Jardín de las pirámides en San Rafael | RAFAEL MELLADO

Bajo una planta aromática en una urna biodegradable, bajo un bosque, en una pirámide o dentro de un histórico panteón. La empresa municipal de cementerios de Córdoba Cecosam ofrece todas estas opciones a aquellas personas que en tras la muerte optan por la cremación y quieran que sus cenizas reposen en un sitio concreto.

Este jueves, la presidenta de Cecosam, María del Mar Téllez, ha presentado en el cementerio de San Rafael los nuevos modos de enterramiento de cenizas: el llamado Jardín de los Aromas y el Jardín de las Pirámides. En el primer caso, las cenizas de los cordobeses que opten por el Jardín de los Aromas serán enterradas en una urna biodegradable bajo plantas aromáticas típicas de la ciudad. En San Rafael también está la opción de las pirámides. En cada pequeña pirámide ya construida caben cuatro urnas. Sobre cada pirámide existe la posibilidad de dejar una inscripción para identificar a aquellas personas que sí que deseen al menos dejar su nombre para la posteridad.

Pero Cecosam maneja más opciones, ante la demanda. De hecho, más de la mitad de los cordobeses que fallecen optan ya por la cremación en lugar del hasta ahora tradicional enterramiento. En el histórico cementerio de la Salud, por ejemplo, la empresa municipal ha habilitado un panteón para que dentro se puedan introducir las cenizas que los cordobeses que lo deseen. En este caso, se ha habilitado el panteón de la marquesa de Salazar.

En el cementerio de la Fuensanta también existe otra opción, en el llamado bosque de cenizas. Se trata de un jardín en pendiente donde también se entierran los columbarios con cenizas que son biodegradables. En cinco meses, desaparecen bajo los árboles que crecen en la zona. Además, existe la posibilidad de depositar las cenizas en otros columbarios construidos en vertical.

Etiquetas
stats