Plan de Choque: arcos de desinfección en edificios municipales y reparto de 330.000 mascarillas

El alcalde de Córdoba con una mascarilla.

El Ayuntamiento de Córdoba instalará en las próximas semanas arcos de control y desinfección en todos los centros de trabajo municipales y de prestación de servicios públicos de Córdoba, incluidos los museos y centros culturales; al tiempo que repartirá 330.000 mascarillas a todos los cordobeses. El anuncio lo ha hecho este lunes el alcalde de Córdoba, José María Bellido, que ha detallado varias de las medidas incluidas en el Plan de Choque contra el coronavirus.

En una rueda de prensa telemática, Bellido ha informado de dos de las áreas de actuación de este plan que ya se han acordado con los agentes sociales, dotadas con un total de 7 millones de euros, y que se trasladará al Consejo del Movimiento Ciudadano y a la Junta de Portavoces en las próximas horas. La primera de ellas aborda la desescalada a nivel sociosanitario y cuenta con una estimación inicial de 2,4 millones.

Esta cantidad irá destinada a propiciar las condiciones idóneas para que los trabajadores municipales puedan prestar los servicios públicos con garantía de salud. Así, el Ayuntamiento ha iniciado las gestiones para la adquisición de 330.000 mascarillas FFP2 para toda la población cordobesa, que se llevarán a todos los domicilios, lo que ha supuesto una inversión de 800.000 euros.

Además, se asegurará el abastecimiento de equipos de protección al personal municipal, en el que se gastarán 150.000 euros -que se suman a los 117.000 euros ya gastados en las últimas semanas en esta materia-. De esto se encarga Recursos Humanos, que también destinará 600.000 euros a adaptar todos los puestos de trabajo municipal a la normativa que dicte el Gobierno, al tiempo que seguirá facilitando el teletrabajo.

Respecto a los edificios municipales, ya sean turísticos, culturales o de prestación de servicios básicos, el Ayuntamiento invertirá inicialmente 200.000 euros en su adaptación a la normativa de seguridad sanitaria. Así, se proveerá de de mamparas de separación de espacios y arcos de control y desinfección en todos los centros de trabajo de servicios públicos. También dotará de mamparas a los conductores de los autobuses de Aucorsa, para lo que se destinarán 60.000 euros inicialmente, con la vista puesta en eliminar también el pago con efectivo.

En este ámbito, Bellido ha anunciado dos líneas de subvenciones dotadas con 350.000 euros, a las que se accederá por concurrencia competitiva, y a las que empresas y comercios particulares se podrán acoger para comprar equipos de desinfección y adaptar sus locales al marco sanitario. Los taxistas también dispondrán de 130.000 euros para la instalación de mamparas.

Aumentar el espacio de los veladores sin perjudicar el derecho al descanso

Capítulo aparte en su anuncio ha merecido los planes de la Gerencia de Urbanismo de aumentar el espacio de los veladores. Bellido ha señalado que ha habido contactos en este sentido con la patronal Hostecor y con el Consejo del Movimiento Ciudadano, si bien habrá que esperar a conocer las instrucciones de desescalada que dicte el Gobierno de España, que el alcalde ya ha anunciado que seguirá “al pie de la letra.

“Es importante no entrar en una carrera por ver qué ciudad reabre antes la actividad”, ha manifestado el alcalde, que pide “esfuerzo y generosidad” tanto al movimiento ciudadano como a los hosteleros en este diálogo. El objetivo, ha dicho, es crear más espacio para los veladores y que los restaurantes y bares cumplan las recomendaciones del Gobierno en materia de distancia social.

De ello depende, ha dicho, “la supervivencia de la hostelería y los empleos que ésta genera”, al tiempo que ha remarcado que se ha de llegar a una solución que “sin que se vea perjudicado el derecho al descanso de los vecinos”.

Bellido quiere iniciar toda esta parte del plan de choque de inmediato, aprovechando que la emergencia va a permitir flexibilizar los procedimientos administrativos para ello, y sin esperar a que el Gobierno autorice el uso del superávit para estos programas de recuperación. En ese sentido, ha vuelto a demandar al ejecutivo central que lo permita, pues son muchas las voces que así lo exigen. “No estoy pidiendo dinero, estoy pidiendo permiso”, ha dicho el alcalde, que ha reconocido que su deseo es luchar contra la pandemia “con un plan de choque de 22 de millones de euros”, que es el superávit con el que cuenta el consistorio en estos momentos.

Etiquetas
stats