Piden tres años para un pedófilo descubierto por un rambleño

Un guardia civil revisa los archivos delictivos.
La denuncia de un internauta de La Rambla motivó una operación de la Guardia Civil, que logró detener a un vecino de Torremolinos por distribuir pornografía infantil por internet

La Fiscalía Provincial de Málaga pide una pena de tres años de cárcel para un hombre acusado de distribuir archivos pedófilos y que fue descubierto gracias a un vecino de La Rambla. El acusado es un vecino de Torremolinos, que se enfrenta a tres años de cárcel por el supuesto delito de posesión y distribución de pornografía infantil.

Este hombre fue detenido por la Guardia Civil de Córdoba en el año 2012. La operación se inició en el mes noviembre del año 2011 tras una denuncia presentada ante la Guardia Civil de La Rambla por un internauta, en la que exponía que al acceder a un programa de intercambio de archivos a través de internet observó que en un archivo de vídeo se encontraban camuflados vídeos y fotografías de alto contenido pedófilo.

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Córdoba, concretamente el Equipo de investigación especializado en Mujer-Menor (Emune), apoyado por el Equipo de Delitos Informáticos y Tecnológicos (Editec), puso en marcha los dispositivos técnicos de búsqueda, localización e identificación de los autores y distribuidores de las imágenes, que fueron poniendo al descubierto una activa red de personas que desde distintas provincias españolas accedían e intercambiaban este tipo de archivos. Uno de los dispositivos utilizados ha sido el buscador Vicus desarrollado por el Grupo de Tecnologías de la Información de la Escuela Superior de Telecomunicaciones de la Universidad de Vigo en colaboración la Fundación Centro Tecnológico de Telecomunicaciones de Galicia y cedido su uso a la Guardia Civil, que mejora las herramientas de investigación que se estaban utilizando hasta ese momento.

Una vez localizados e identificados los presuntos pedófilos, la Guardia Civil estableció un dispositivo policial que contando con las pertinentes ordenes judiciales de entra y registro permitió coordinar la explotación simultánea de la operación en las 9 provincias afectadas, donde se llevaron a cabo un total de 10 registros domiciliarios, que dieron lugar a la detención de una persona y a la imputación de otras siete.

En estos registros se intervinieron ordenadores portátiles, discos duros, DVDs y CDs que contenían almacenadas miles de imágenes de contenido pedófilo en las que en algunos casos aparecían menores de muy corta edad.

Etiquetas
stats