Piden más de cinco años por sacar dinero falseando su identidad

Vista de la Audiencia Provincial de Córdoba| MADERO CUBERO
La acusada robó un bolso y obtuvo 500 euros con una tarjeta bancaria y el DNI haciéndose pasar por la propietaria

El Fiscal pide cinco años y medio de cárcel a una mujer que sacó 500 euros de una entidad financiera haciéndose pasar por una persona a la que le robó un bolso con las tarjetas bancarias y el DNI dentro. En sus conclusiones provisionales, el Ministerio Fiscal le acusa de un delito de hurto, otro continuado de estafa en concurso con falsedad, un delito de atentado y otro de lesiones (se resistió en el momento de ser detenida). El juicio se celebrará en la sala de lo Penal 3, a las 11.15 del 8 de junio.

Los hechos comenzaron el 10 de diciembre de 2012. Ese día, la acusada, I. M. L. entró en un establecimiento comercial de la avenida Gran Capitán. Allí sustrajo el bolso de una empleada que contenía, además de documentación, llaves, tarjetas bancarias, unas gafas, un móvil, una cámara de fotos y 150 euros en metálico, todo ello valorado en 692,75 euros.

11 días después, el 21 de diciembre de 2012, la acusada apareció en una sucursal de una entidad financiera donde, haciéndose pasar por la propietaria del bolso y las tarjetas bancarias -y usando el DNI sustraído- obtuvo un reintegro en ventanilla de 18 euros. La mujer firmó el recibo bancario imitando la firma de la legítima titular de la cuenta.

La acusada dejó pasar casi dos semanas antes de repetir la operación. El 3 de enero de 2013 se personó en otra oficina y volvió a pedir dinero en efectivo usando el mismo procedimiento. Allí le fue denegado, pero se fue a otra oficina donde exhibió el DNI robado, imitó de nuevo la firma y se hizo con 500 euros. Con el botín en su bolsillo, se fue a una tercera sucursal en el centro de Córdoba. Allí, los empleados, sospechando de inculpada, dieron la alarma y avisaron a la Policía Nacional.

Cuando los agentes llegaron, la mujer se resistió violentamente, señala el Fiscal, propinándoles patadas y puñetazos y gritándoles: “Sois unos hijos de puta, os tiene que dar un cáncer, cuando me soltéis os van a rajar, os voy a denunciar por pegarme”. Los dos agentes sufrieron heridas leves.

Etiquetas
stats