Los peritos son unánimes: “Son restos humanos”

FOTO: MADERO CUBERO
La forense que identificó los restos como animales señala ahora que son de niños

Los responsables de los cinco informes redactados para identificar los restos óseos hallados en la hoguera que José Bretón prendió en su finca de Las Quemadillas (Córdoba), el mismo día que desaparecieron sus hijos, han llegado a una conclusión unánime: los restos hallados en la hoguera de Las Quemadillas son de dos niños de seis y dos años, la misma edad que tenían Ruth y José el 8 de octubre, cuando desaparecieron. A la unanimidad se ha sumado la perito forense que tres días despues de que desaparecieran Ruth y José, de seis y dos años, dictaminó que los huesos eran de animales. 11 meses después, tres informes más han señalado que no solo eran huesos humanos, sino que correspondían a niños de edades similares a las de los dos hermanos.

Aquella resolución errónea ralentizó el caso, impidiendo que el juez pudiese imputar al padre por un delito de doble asesinato. Solo pudo acusar a Bretón cuando el experto forense Francisco Etxeberria pudo tener acceso a las pruebas, por mediación de la familia materna. Su respuesta fue inmediata: eran humanos. Otros dos estudios, uno elaborado por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses y la Escuela de Medicina Legal y Forense de la Universidad Complutense de Madrid, y otro escrito por el paleontólogo José María Bermúdez de Castro, concluyeron que los restos eran “inequívocamente” humanos y de menores.

Francisco Etxeberria, señaló al salir que “sin ningún género de dudas” los restos hallados son humanos y que ha ratificado los informes ante el juez presentado la conclusiones a su informe en un powerpoint y presentando las “imágenes en forma de diapositivas”. La abogada de la acusación particular, María del Reposo Carrero, quien representa a la madre de los pequeños acompañó al forense y a los otros peritos, también citados, quienes no hicieron declaraciones, al igual que José María Sánchez de Puerta, el abogado de José Bretón, aseguró que ahora la madre espera poder enterrar los restos de los dos niños en un mes. Según Reposo Carrero, el abogado de Bretón ya no va a solicitar más pruebas periciales y eso va a permitir que se dé sepultura a los pequeños.

Por otra parte, la perito forense que erró en el primer informe pidió formalmente disculpas a la abogada de Ruth Ortiz por el fallo y “por el daño que haya podido causar”. Reposo Carrero las aceptó pero aseguró que no entendía cómo esta agente policial no rectificó antes.

La instrucción del caso ha entrado ya en su recta final. Es probable que en las próximas semanas el juez José Luis Rodríguez Lainz cierre el sumario y lo envíe al fiscal para que lo califique. De momento, se mantiene la acusación contra José Bretón de un doble delito de asesinato con el agravante de parentesco.

Etiquetas
stats