¿Qué pasará con las estatuas del Pabellón de la Juventud?

Una de las estatuas que coronan el pabellón de la Juventud | MADERO CUBERO

La Junta de Gobierno de la Asociación Arte, Arqueología e Historia ha manifestado su “preocupación” a la alcaldesa de la ciudad, Isabel Ambrosio, por la protección de las esculturas en piedra que coronan la marquesina del Polideportivo de la Juventud, al haber pasado a propiedad del Ayuntamiento, que tiene proyectada su demolición para la construcción de un nuevo equipamiento deportivo. Ante esta situación, “nos hacemos eco de la inquietud que se está produciendo en amplios sectores culturales y vecinales, en el sentido de que dichas esculturas puedan deteriorarse, destruirse o enajenarse”, señala la asociación.

Las cuatro esculturas representan diferentes iconologías del deporte y fueron realizadas por el escultor cordobés Luis Aguilera Bernier (Córdoba 1924-2011) a principios de los años sesenta. “Su valor artístico y patrimonial es considerable y son todo un valor de la ciudad y de su arte, a la vez que todo un icono del deporte popular de esas décadas. Entendemos que el deterioro de actual edificio determine su demolición y la construcción de una nueva instalación más moderna y adaptada a las nuevas necesidades deportivas”, exponen.

“Nos han llegado noticias de la posible enajenación de las mismas, para pasar a propiedad privada. Aunque sólo sea un rumor infundado, esta entidad desea llamarle la atención sobre el peligro que supone tal hecho”, agregan.

Como antecedentes, este colectivo recuerda “la pérdida de esculturas de artistas cordobeses que se han enajenado o destruido y que eran patrimonio artístico de la ciudad, como por ejemplo la figura de San Rafael Arcángel que coronaba el fastigio de la entrada principal del Antiguo Estadio El Arcángel (propiedad del Ayuntamiento de Córdoba), obra del escultor cordobés Manuel Mora Valle ”Morita“ (Córdoba 1909-1993), profesor de la Escuela de Artes y Oficios Mateo Inurria; o la monumental composición escultórica de la fachada del Hotel Meliá (antiguo hotel Córdoba Palace), obra del escultor cordobés Luis Aguilera Bernier”.

Este colectivo también denuncia la pérdida de la figura de San Rafael Arcángel (propiedad del Ayuntamiento de Córdoba) que decoraba el patio interior del Zoco Municipal, obra del escultor rambleño Alfonso Ariza Moreno (La Rambla, 1920-1989); las esculturas del Monumento a Antonio del Castillo, 1918 (propiedad del Ayuntamiento de Córdoba), destruido en 1919, obra del escultor cordobés Mateo Inurria Lainosa (1867-1924); o la escultura en mármol rosado Ídolo eterno, 1915 (propiedad del Ayuntamiento de Córdoba), también obra de Mateo Inurria Lainosa.

Etiquetas
stats