¿Qué está pasando en Aucorsa?

Protesta en Aucorsa en una imagen publicada en Twitter por CNT.
La falta de sintonía entre el comité de empresa y la dirección de la compañía agrava la situación | Las demandas de los trabajadores se centran ya exclusivamente en reclamar medidas de seguridad en la línea 8

La reunión no pudo ser más tensa. En dos horas y media, no se avanzó nada y las posturas siguieron tan enfrentadas (algunas fuentes hablan que más) como en las últimas semanas. La distancia entre el comité de empresa (especialmente CCOO, que ganó las últimas elecciones sindicales) y la gerencia es sideral, y todas las fuentes municipales consultadas por este periódico aseguran que ésta es una de las causas principales de los paros parciales convocados en Aucorsa.

Pero, ¿qué es lo que realmente está pasando en Aucorsa? Sobre el papel, las diferencias parecen no ser tan abismales. Los trabajadores han pedido el abono del 50% pendiente de la paga extraordinaria que se le retuvo hace años y lo recibieron antes del primer paro parcial de este lunes. También reclaman que se cumpla el plan de seguridad pactado con la empresa, con la contratación de vigilantes para la línea 8 (la que llega a Palmeras) y la instalación de cámaras de seguridad. Las cámaras ya están en una decena de vehículos, pero la contratación de vigilantes es una línea roja para la dirección de la empresa. La propia alcaldesa, Isabel Ambrosio, ha reiterado que no quiere estigmatizar la imagen de un barrio con la presencia de vigilantes de seguridad. Los trabajadores también piden mamparas de seguridad.

En principio, ésta es la gran diferencia que separa a las partes. Las fuentes sindicales consultadas por este periódico insisten en que también hay un problema de “formas” y “modos” en la relación entre los trabajadores y la dirección de la empresa, que complica las cosas. De hecho, el comité de empresa y formaciones como Ganemos han pedido el relevo del gerente de Aucorsa, Juan Antonio Cebrián, al que le han criticado que sea un cargo político más que técnico.

El comité de empresa del Ayuntamiento ha mostrado su apoyo a los trabajadores de Aucorsa también, en un pulso que también mantienen con la dirección de Personal en los servicios centrales municipales, también en manos del PSOE.

Otras fuentes municipales se quejan de la excesiva presión sindical a este equipo de gobierno y la escasa al anterior, del PP (al que le llegaron a convocar una huelga general). “Estos”, reconocen fuentes sindicales, “nos pueden hacer más caso que los otros”. En Aucorsa, admiten, la relación del comité de empresa con la dirección de la compañía eran buenas. Algunas de las decisiones en materia salarial que se tomaron entonces “agravaron la situación de déficit” de la empresa, afirman desde el equipo de gobierno.

A diferencia del mandato anterior, la paz social ha llegado a Sadeco y la guerra sindical ha estallado en Aucorsa. Bajo el mandato del PP, la huelga de basuras sobrevoló en muchas ocasiones. Incluso llegó a estar convocada para Semana Santa, pero finalmente no se llevó a cabo. En Sadeco, ahora, no toca negociar convenio, admiten otras fuentes. Su situación financiera no es tan crítica como la de Aucorsa.

Aucorsa es un servicio público deficitario. El precio del billete del autobús no cubre los gastos que supone mantener un transporte público municipal en Córdoba. El Ayuntamiento, año tras año, tiene que transferir una importante cantidad de dinero para que Aucorsa siga funcionando. La diferencia es que en estos años han cambiado las leyes. Ahora, el Ministerio de Hacienda vigila estas situaciones, con el objetivo de que los ayuntamientos reduzcan su deuda. De hecho, si el déficit de Aucorsa se hace endémico la empresa se puede enfrentar a su desaparición a final de año, según la nueva normativa, aprobada hace tres años por el Gobierno Rajoy.

Con la espada de Damocles en el cuello, con una flota de autobuses envejecida (históricos son los incendios de los autobuses) y con una plantilla muy descontenta con la dirección de la compañía la huelga actual parece más casi una consecuencia que otra cosa.

Etiquetas
stats