¿Qué pasa con la lluvia?

Peatones bajo la lluvia | TONI BLANCO

No llueve. Seguro que se han dado cuenta. Las nubes han descargado en la zona de Córdoba capital (y en buena parte de la provincia) apenas cuatro días en los últimos cuatro meses. Es necesario remontarse al 12 de mayo para dar por finalizado un episodio de lluvias que dejó casi 40 mm en el aeropuerto. Desde entonces solo ha llovido esporádicamente, hasta una suma que no llega a 15 mm, con una tormenta en junio (el mismo día que se alcanzaban 44.5 °C), otra a principios de julio (una semana antes del récord 46.9 °C) y una tercera a finales de agosto, que en el sur de la provincia dejó estampas más propias de noviembre o diciembre. Si bien es cierto que el verano es el trimestre más seco por antonomasia en estas tierras, también lo es que hace un mes que no llueve. Y septiembre es el mes en el que, en principio, se da el pistoletazo de salida a nuestras ansiadas lluvias.

Hacia un mes de septiembre de 2017 sin lluvia

A una semana de finalizar el primer mes del otoño climatológico, en Córdoba Aeropuerto se llevan contabilizados un total de 0 mm. Lo normal es que en septiembre ocurra lo contrario, es decir, que llueva. De hecho, únicamente existe un mes de septiembre con 0.0 mm en la serie del aeropuerto (1970), aunque otros tres no llegaron siquiera a 0.1 mm, pero llegó a caer algo (inapreciable, según la AEMet). Antes de 1959 (con estaciones ubicadas dentro de la ciudad) hay más septiembres sin lluvia: los de 1914, 1915, 1925, 1926, 1933, 1936, 1945 y 1948 (ver Hernández Armenteros, 2002). Los porcentajes no llegan, en ningún caso (ni desde 1912 ni a partir de 1959), al 10 % del total de meses. Por lo que ver llover en septiembre es un evento de alta probabilidad. ¿Pero cuánto llueve de media? ¿Y lo máximo?

Septiembre, el mes más seco tras los meses veraniegos

Su proximidad al verano climatológico hace que sea un mes relativamente seco. Se trata, de media, del cuarto mes más seco del año (después de junio, julio y agosto). La media de 1981 a 2010 es de 30.9 mm, mientras que la media de 1960 a 2016 es de 30.4 mm. Sin embargo, la mediana (valor que se encuentra en medio cuando se ordenan de menor a mayor) es inferior, con 20.1 mm para el periodo 1981-2010 y 17.9 mm para 1960-2016. Esto se debe a los seis meses de septiembre que han sobrepasado los 90 mm, cinco de ellos por encima de 100 mm y que destacan sobremanera por encima del resto.

Los meses de septiembre más lluviosos en Córdoba tienden a asemejarse a un mes de diciembre (el más lluvioso de media) en la media. El récord de lluvia para el mes no queda muy lejos en el tiempo. Fue en 1996, cuando 10 días de lluvia, entre los días 9 y 21, dejaron un total acumulado de 122.7 mm. En los últimos seis años se encuentran también dos meses de septiembre especialmente lluviosos: 2012 con 104.4 mm (en solo cinco días, con el segundo día más lluvioso del mes en los registros) y 2014 con 91.5 mm y el récord de días de lluvia, con 11 días. Estos dos meses contrastan con los septiembres de 2015 (7.4 mm), 2016 (3.0 mm) y el actual (0 mm).

Octubre, noviembre y diciembre: la esperanza

Tres meses de lluvias. Los tres más lluviosos en Córdoba. Los que deberían hacer crecer el nivel en los embalses. Los que humedecen nuestros suelos con alegría. Prácticamente acumulan cerca de la mitad de lo que cae en un año. Más de 270 mm. En solo cuatro años cayeron menos de 100 mm (la última ocasión en 1998), mientras que en cinco años se registraron más de 500 mm en estos tres meses (el último, 2010).

Desde 2011, tras dos inviernos muy lluviosos (riadas del Guadalquivir incluidas), octubre se comporta como enero (62-63 mm), diciembre se comporta como septiembre (30 mm) y noviembre como diciembre (100 mm). La suma se encuentra por debajo de la media, pero roza los 200 mm.

¿Cómo acabará el año?

Si se tiene en cuenta lo caído históricamente en octubre, noviembre y diciembre junto a lo que se lleva recogido en 2017 (251 mm), y tras aplicar diferentes cálculos de desviaciones típicas y percentiles, se puede obtener, en términos de probabilidad, una aproximación al total de lluvias que podría contabilizarse a 31 de diciembre. La probabilidad de que el año finalice en Córdoba en la media (en torno a 586 mm) o por debajo sería del 64 %, mientras que un año por encima de la media tendría una probabilidad del 36 %. Un año 2017 entre 475 mm y la media arrojaría una probabilidad del 30 %, siendo el intervalo con mayor probabilidad.

Lo anterior sería lo «teórico». Las predicciones para octubre, noviembre y diciembre de la NOAA (CFS) prevén, con datos hasta el 20 de septiembre, que el acumulado de estos meses se sitúe por debajo de la media en buena parte de España, sobre todo en el cuadrante sudoeste. La predicción que se recoge en Copernicus (Comisión Europea), muestra una probabilidad de entre un 40 y un 50 % de que el total de lluvias en octubre-noviembre-diciembre se coloque en el tercil inferior (si se divide una serie en tres periodos, en el que se encuentran los años más secos o menos lluviosos). Sin embargo, la predicción lanzada por la AEMet muestra un octubre seco, pero noviembre y diciembre por encima de sus medias.

https://twitter.com/AEMET_Esp/status/910748176713441280

Al final decidirá la atmósfera. Lo que tenga que ser, será. Lo que parece claro es que a buen seguro 2017 no será el año más seco (lo fue 2015, con 300.4 mm). Pero septiembre parece que se despedirá a cero, aunque octubre empieza a mostrar cierta actividad en los primeros días, según el ensemble GEFS (Meteociel). Algo es algo.

Puede seguir al tanto en el Facebook y el Twitter de Colectivo Meteofreak.

Etiquetas
stats