Paralizadas las obras del Templo Romano

Dos trabajadores en el Templo Romano | ÁLEX GALLEGOS

Apenas dos meses después de que comenzaran las obras, la empresa encargada de los trabajos en el Templo Romano de la calle Claudio Marcelo ha decidido suspenderlos. Este martes se lo comunicaron al Ayuntamiento, según han confirmado fuentes municipales. El motivo es que la empresa, Arquetec, considera necesario un modificado al proyecto original para seguir adelante con los trabajos. El presupuesto de adjudicación fue de 400.000 euros.

Las fuentes aseguran que se está tratando de buscar una salida. Los obreros intensificaron sus trabajos en las últimas semanas, donde se ha abierto una puerta entre el edificio del Ayuntamiento y el propio yacimiento. Este martes fueron al lugar los últimos trabajadores. De momento, no se espera un reinicio inmediato de la obra.

El plazo de obras era de cuatro meses. Se han cumplido ya dos y ahora los trabajos están suspendidos. Así, se desbaratan las previsiones municipales, que preveían que antes de final de año los turistas pudieran visitar por dentro el yacimiento.

Gracias a estos trabajos se construirán una serie de pasarelas peatonales para poder contemplar el templo a tres alturas: los cimientos, la antigua plaza y la base del propio monumento. De momento, la Delegación de Turismo aún no tiene decidido cómo regulará las visitas, si serán libres o de pago. Cuando el Templo Romano de Corduba se construyó se configuró como un balcón con unas vistas privilegiadas hacia el Este de la ciudad. Probablemente, bajo sus columnas, los cordobeses romanos veían la arena del circo que se extendía sobre gran parte de lo que hoy es la plaza de la Corredera, y también la entrada a la ciudad por la vía Augusta, en la actual calle San Pablo. Ahora, los cordobeses del siglo XXI están a punto de disfrutar de unas vistas parecidas, aunque algo diferentes, una vez listas estas obras.

Etiquetas
stats