Paralizada la tramitación de la recogida neumática de residuos por un recurso vecinal

Línea de tratamiento de un vertedero.

La tramitación del proyecto de construcción de la central y de las conexiones de la red de recogida neumática de residuos en Córdoba ha quedado transitoriamente paralizada debido a la presentación de un recurso por parte de vecinos de la zona de Turruñuelos, donde el Ayuntamiento quiere instalar el primer núcleo de este servicio.

Según recoge el acta de la Comisión de Compras de Sadeco celebrada el pasado 1 de marzo, la Junta de Compensación del Plan Parcial O-5 Camino de Turruñuelos ha presentado un recurso administrativo ante la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) “solicitando la paralización del procedimiento”. En base a ello, Sadeco, que tramita actualmente el contrato para la ejecución de este proyecto, ha solicitado informe al respecto a la GMU, “por lo que queda pendiente hasta ese momento su tramitación”.

Hasta este momento, Sadeco ya había estudiado las ofertas presentadas para optar a este contrato por parte de cuatro empresas para la redacción el proyecto y la ejecución de la obra, sobre las que ya se ha emitido el informe técnico correspondiente. En este informe se valoran criterios como la construcción del edificio de la central, su integración en el entorno, las instalaciones, el vial y las conexiones con la red de transporte.

El proyecto de recogida neumática de la basura había sido rescatado por el Ayuntamiento - desde la Gerencia Municipal de Urbanismo y Sadeco- en la pasada primavera, tras quedar varios años en el cajón. Se trata de un sistema que permitirá tirar la basura orgánica e inerte en embudos especiales que la llevarán por un sistema de tuberías hasta una planta central que el consistorio quiere construir en la zona de Turruñelos.

La red central de tuberías se construyó después de que en 2005 se aprobase el Plan Especial de Recogida Neumática, redactado y aprobado en los tiempos en los que el exalcalde Andrés Ocaña era presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo. Actualmente hay construidos ya 15,5 kilómetros que han supuesto una inversión de 20 millones de euros en la zona de Poniente Norte y Sur, además del distrito de Levante.

Ahora, es necesario construir la planta central, que tiene una inversión prevista de alrededor de cuatro millones de euros y el Ayuntamiento espera que esté puesta en funcionamiento en el primer semestre de 2020. Además, se quiere invertir otros 400.000 euros para poner a punto la red de tuberías, tras años en desuso.

Etiquetas
stats