El parador de La Arruzafa pierde un tercio de su plantilla

Un joven practica el golf en Córdoba
Paradores ya ha licitado el diseño, ejecución y explotación del campo de golf de nueve hoyos que prepara en sus terrenos

El parador de la Arruzafa ha perdido un tercio de su plantilla en lo que lleva de legislatura el PP en el Gobierno. Así lo ha reconocido el propio Ejecutivo en una respuesta parlamentaria al diputado del PSOE por Córdoba Antonio Hurtado. De esta forma, en 2011 había 64 empleados en el parador cordobés, mientras que en abril de 2015 la cifra se ha rebajado 45. De hecho, el descenso ha sido continuado. En 2012 había 60 empleados y al año siguiente se produce una gran bajada, llegándose a los 46. Cifra que se mantiene en 2014 y vuelve a bajar con la pérdida de un empleo más en el presente año.

El diputado socialista también ha inquirido al Gobierno acerca del campo de golf que Paradores quiere instalar en sus terrenos de Córdoba. Al respecto, Hurtado le pregunta por la inversión, sus características, el modo de gestión, los plazos y planes de futuras instalaciones deportivas.

En su respuesta, el Gobierno señala que por parte de Paradores, S.A. “se ha realizado un expediente de licitación para la contratación del diseño, ejecución y explotación en régimen de arrendamiento, para uso distinto del de vivienda, de un campo de golf de nueve hoyos, tipo Pitch&Putt y una cancha de prácticas en una parcela de terreno ubicada dentro del parador de Córdoba”.

El Ejecutivo afirma que, por parte de la sociedad,“ no requeriría ningún tipo de inversión” ya que, tal y como se describe en el pliego de prescripciones técnicas de la licitación de referencia, “la empresa adjudicataria asumirá la financiación del proyecto de diseño de este espacio, junto con las obras de acondicionamiento a realizar y la explotación del Pitch&Putt y campo de prácticas, de manera que todos los gastos que se originen consecuencia de lo anteriormente descrito serán todos ellos por cuenta de la adjudicataria”.

En este sentido, el Gobierno asegura que Paradores “no avalará ninguna operación financiera, ni participará, de ninguna forma, en la financiación del proyecto, obras y/o explotación, ni asegurará a la empresa adjudicataria una recaudación o rendimiento mínimos. Asimismo, tampoco asumirá posibles gastos de reparaciones o mejoras de los elementos instalados”.

Además, el Ejecutivo insiste en que “todos los gastos de formalización del contrato serán de cuenta de la empresa adjudicataria”. En cuanto a la gestión, “se llevará a cabo en régimen de arrendamiento para uso distinto del de vivienda”. La duración del contrato será de un máximo de 20 años y con prórrogas expresas anuales hasta un máximo de cinco. Tampoco hay previstas otras instalaciones deportivas en el parador más allá de las ya descritas previamente.

Etiquetas
stats