El paisaje enterrado del Centro de Convenciones

Colocación de la primera piedra del Centro de Convenciones | MADERO CUBERO
El nuevo centro de exposiciones y ferias ubicado en el Pabellón de Cajasur se ubica en un contexto industrial muy distinto al patrimonial, turístico y urbano de su frustrado precedente, el Palacio del Sur

La primera piedra del Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones (CEFC) se puso el sábado de la semana pasada. Con ese acto simbólico y ceremonial de enterrar una urna con periódicos y monedas del día, se terminaba de enterrar, un poco más, el llamado Palacio del Sur un proyecto que precedió -y cuyo enorme coste de 80 millones de euros terminó provocando- la próxima remodelación del pabellón de Cajasur en el Parque Joyero.

La mayor diferencia entre ambos proyectos es, sin duda, la ubicación de los los mismos. Si algo caracterizaba al Palacio del Sur original era el lugar elegido para ser levantado. Se hubiese erigido a la orilla sur del río, en la península fluvial de Miraflores, frente a la Mezquita y todo el entorno turístico por antonomasia de la ciudad: el Puente Romano, su puerta, el casco histórico y La Judería. Con una vista privilegiada de todos ellos y a solo un paseo a pie de los mejores hoteles del centro.

En cambio, el pabellón de Cajasur se encuentra en la periferia de la ciudad, junto a un polígono industrial, unas inmensas naves ilegales levantadas por el constructor y hoy concejal, Rafael Gómez Sandokán, un parque empresarial blindado y dedicado a la joyería; y las vías del tren. Con el nuevo emplazamiento, se impondrá el coche o el autobús para cualquier traslado desde el centro de congresos a los hoteles del centro o las áreas turísticas de la ciudad. Aunque esto se quiere compensar con la puesta en marcha del Metrotrén, que enlazará la estación de Córdoba con el Centro de Convenciones en tres minutos, asegura el alcalde José Antonio Nieto.

El Gobierno ya ha firmado la adecuación de tres estaciones de Córdoba para que acojan el tránsito de un tren de cercanías que Renfe tiene previsto poner en marcha. En diciembre, Adif adjudicó a Dragados las obras de adecuación de las estaciones de Villarrubia de Córdoba, El Higuerón y Alcolea de Córdoba, todas ellas en la provincia de Córdoba, para la implantación de nuevos tráficos con frecuencia de cercanías, conocido como metrotrén. Estos trabajos se ejecutarán a lo largo de 4 meses por un importe de 1.638.215,4 euros (IVA incluido).

Nieto, en su discurso de inauguración, aseguró que, de haber contado con la ayuda de la Junta de Andalucía, ya se habría inaugurado el Centro de Convenciones. No obstante, destacó que "en 16 meses" se podrán abrir las puertas de un Centro de Convenciones que es "una herramienta fundamental" para la economía cordobesa.

Una herramienta fundamental que es un nuevo edificio, remodelado de otro anterior con graves deficiencias constructivas y que estaba abandonado por la entidad bancaria. Los arquitectos aseguran que el resultado va a ser un edificio singular para la ciudad. Pero sus características carecerán, de manera irreparable, del impagable contexto urbano, monumental e histórico que ofrecía Miraflores para los visitantes.

Y en el aire queda una pregunta. ¿Qué se va a hacer en el enorme erial en el que se ha convertido la parcela donde un día iba a construirse el Palacio del Sur? ¿Y cómo se va a compensar a los vecinos la pérdida de un gran proyecto que se completaba con el C4 -ya acabado por la Junta pero que sigue siendo una incógnita- y un Museo de Bellas Artes junto a la Calahorra cuya construcción

parece más lejana que nunca?

Etiquetas
stats