"Este país dará honrosa sepultura a todas sus víctimas"

Bellido, Del Pozo, Ruiz, Calvo, Gómez Villamandos y García, antes de la firma del protocolo | ÁLEX GALLEGOS

"Estamos muy agradecidos y emocionados. Confiamos en las instituciones democráticas, que nos han respondido". Estas palabras de Antonio Deza, presidente de la asociación de familiares de víctimas del franquismo Dejadnos Llorar, vislumbran la esperanza de quienes llevan años, décadas, esperando poder recuperar los restos de sus familiares, represaliados tras la Guerra Civil y en la dictadura. Las pronunciaba -reacio a acaparar protagonismo- antes del acto de la firma de un protocolo pionero entre las cuatro administraciones para llevar a cabo las tareas de exhumación de las fosas que se encuentran en los cementerios cordobeses de La Salud y San Rafael donde se calcula que hay más de 4.000 represaliados.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, el alcalde de Córdoba, José María Bellido, y el presidente de la Diputación Provincial, Antonio Ruiz, han sido quienes han encarnado el compromiso de las cuatro administraciones para desarrollar las labores de exhumación, para recuperar e identificar los restos de las personas enterradas en las fosas y poder devolvérselos a sus familiares. "Este país dará honrosa sepultura a todas sus víctimas", ha dicho Calvo, que ha querido dar testimonio así del compromiso del Gobierno con esta tarea.

"Estas víctimas son como otras víctimas, tan honrosas, tan respetables y tan dignas. Este país camina éticamente hacia una de sus obligaciones como han hecho otras grandes democracias. Se requiere disposición, políticas, normas y perseverancia. Es un asunto que nos llevará mucho tiempo (...) pero podremos decir que formamos parte de un país que dará honrosa sepultura a todas sus víctimas", ha asegurado ante representantes de asociaciones memorialistas y cargos institucionales de las cuatro administraciones.

Más de 4.000 víctimas, de 35 provincias y 15 nacionalidades

"Nos queda mucho por hacer porque somos una de las grandes democracias del mundo donde aún yacen enterradas en fosas y sin identificar las víctimas", ha asumido, para reivindicar que la firma de este protocolo "significa la capacidad de entendernos, ponernos de acuerdo" entre las administraciones en el objetivo de recuperar los restos de las 4.000 víctimas que hay enterradas en las fosas de los cementerios cordobeses, personas de Córdoba y otras 34 provincias, y de hasta 15 nacionalidades, según los estudios que sobre ello se han hecho en estos años.

Y para esta tarea, ha dicho, "la mejor concordia es la justicia", ha defendido para abogar por llevar a cabo las exhumaciones, a la vez que ha agradecido la labor de las asociaciones memorialistas y las familias que "con mucho trabajo, durante décadas, en ocasiones con mucho silencio… no han soltado la bandera para la recuperación de sus familiares". "Paz, justicia y perdón. Esa será la única manera de cerrar este capítulo y de abrir un futuro en el que nunca vuelva a ocurrir".

Por su parte, la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, que tiene las competencias en materia de Memoria Histórica, se felicitaba por que "hoy Córdoba es la capital de la concordia", utilizando este término para referirse al sentimiento que ha logrado unir la voluntad de las cuatro administraciones para la firma de este protocolo. "La Constitución sirvió para dejar atrás el rencor, el odio de las dos Españas y dejarnos esa magnífica herencia. Por esa herencia, para nosotros la memoria democrática tiene que ser la memoria de la concordia", ha defendido.

"Derecho a saber dónde están enterrados y darle sepultura digna"

Del Pozo ha reconocido que, por delante, nos queda algo muy importante, la gran asignatura pendiente, que no es cuestión de política, sino que es una cuestión de humanidad. Todo el mundo tiene derecho a saber dónde están enterrados sus seres queridos y darle sepultura digna".

Desde la Junta de Andalucía, ha abogado por realizar las exhumaciones "sin distinguir entre víctimas. El abrazo de perdón que se dieron nuestros abuelos, nosotros tenemos que mantenerlo, los nietos no estamos para deshacerlo, estamos para mantenerlo", ha defendido, reiterando que queda por delante la labor de las exhumaciones, "la asignatura pendiente para restituir el derecho y la dignidad".

"Córdoba, ciudad pionera en concordia"

De otro lado, el alcalde de la capital, donde se encuentran los dos cementerios objeto del protocolo firmado, ha celebrado la rúbrica del acuerdo por que convierte a "Córdoba en ciudad pionera en concordia" y se ha felicitado por el consenso alcanzado entre las cuatro administraciones "para seguir actuando en algo tan importante como es poder honrar y recuperar los restos de las personas que fueron asesinadas".

José María Bellido ha asegurado que "el compromiso del Ayuntamiento es firme" con la labor de las exhumaciones y ha confiado en que "en estos años se desarrollen las actuaciones" para ello, aunque ninguna de las administraciones ha precisado en su intervención las acciones y el cronograma para ello. "Espero que este protocolo tenga sus frutos el día de mañana", ha dicho el alcalde.

Por su parte, el presidente de la Diputación Provincial, institución con una delegación propia de Memoria Histórica, ha recordado que con la firma del protocolo "no hacemos más que cumplir la Ley, en el ámbito nacional y autonómico, que establece la necesidad de reparar a todas aquellas víctimas que por distintas razones sufrieron la represión de la dictadura".

Y, en ese sentido, Antonio Ruiz, ha afirmado que "no estamos aquí para reabrir ni viejas heridas ni ofender a nadie", sino para hacer valer el "compromiso firme para actuar con esa reparación y con los valores que todo esto representa. Es una tarde que abre un camino lleno de esperanza, de reparación y de paz", ha concluido.

Etiquetas
Publicado el
11 de diciembre de 2020 - 20:18 h
stats