Nieto toma partido y la neutralidad del PP cordobés se interpreta como un apoyo a Cospedal

Cospedal y Nieto, en una imagen de archivo | MADERO CUBERO

"Es la regla de oro. Quien va con Soraya lo dice. Quien va con Cospedal, no". Así han interpretado fuentes del PP de Andalucía la "neutralidad" del partido en Córdoba ante el proceso de primarias que acaba de arrancar y que tiene que conducir a la elección de un nuevo presidente nacional y candidato a La Moncloa. En el PP de Andalucía, donde no se oculta la afinidad con la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría, se mira de reojo lo que ocurre en provincias como Córdoba, donde la influencia de María Dolores de Cospedal es importante.

Este sábado, José Antonio Nieto, presidente de honor del PP y un hombre llamado a ocupar un papel importante en la candidatura de Cospedal, tomó partido. Envió un comunicado a los medios de comunicación en el que apostaba claramente por la exministra de Defensa. Nieto sigue siendo muy influyente en el PP cordobés, aunque los populares siguen teniendo, por supuesto, "libertad absoluta" para votar a uno u otro candidato. Pero la apuesta de Nieto está clara: Cospedal.

Nieto siempre estuvo en la órbita de Cospedal, sobre todo tras su distanciamiento de Javier Arenas y tras la elección de Juanma Moreno como presidente del PP de Andalucía. Nieto nunca ocultó que siendo alcalde de Córdoba estaba en la carrera por aspirar a la presidencia de la Junta. Arenas, cuentan las fuentes populares, se movió para que no lo fuera. Y Soraya tomó partido por Juanma Moreno, con quien trabajó en Madrid. Su elección se interpretó como la primera victoria del sorayismo en la larga batalla que le enfrenta al cospedalismo y que parece que tendrá su desenlace final en estas primarias.

José Antonio Nieto formó tándem con Juan Ignacio Zoido. De hecho, Zoido lo convirtió en secretario de Estado de Seguridad en cuanto fue nombrado ministro del Interior. Juanma Moreno obligó a Nieto a dimitir como diputado y como presidente provincial del partido en Córdoba, al considerar que una persona solo podía ocupar un cargo de responsabilidad. No pudo, sin embargo, con Cospedal: diputada, secretaria general del PP, presidenta del PP de Castilla La Mancha, de la comunidad autónoma y hasta ministra de Defensa.

Ahora, el movimiento de Nieto se interpreta en la sede del PP de Andalucía como un gesto claro no precisamente amistoso. Juanma Moreno es amigo íntimo de Pablo Casado y un hombre muy cercano a Soraya, aunque su apuesta por esta parece clara. Enfrente, Nieto se erige de nuevo como el gran candidato de Cospedal en Andalucía y de esta manera, sin decirlo, se postula al cargo que ahora tiene Moreno en caso de que éste sea de nuevo incapaz de disputarle la presidencia de la Junta a Susana Díaz.

Pero la clave está en saber cómo va a responder la militancia. Si finalmente se inclinarán por la apuesta de Nieto (el candidato que apoyó en las primarias a presidente provincial, Adolfo Molina, arrasó) o si serán más críticos con su decisión. Las elecciones internas están a la vuelta de la esquina. De momento, toca campaña. Este lunes, Pablo Casado será el primero de los precandidatos en visitar Córdoba.

Etiquetas
stats