Nieto: “Ojalá que no se cumpla el tripartito”

Nieto, en la noche electoral, siendo abrazado por Rafael Jaén | MADERO CUBERO
El alcalde en funciones, en tono de despedida, asegura que tiene la sensación de que “el proyecto que teníamos para Córdoba se ve cortado de una forma abrupta e injusta”

“Ojalá no se cumpla el tripartito”. Con este suspiro ha resumido esta mañana José Antonio Nieto la actual situación que vive como alcalde en funciones de Córdoba. A pesar de haber ganado las elecciones, el político ve dibujarse en el horizonte un fantasma similar al que ya le apeó de la Alcaldía en su primera victoria electoral de 2007. Una alianza de las tres fuerzas de izquierda (PSOE, Ganemos e IU) que suman más ediles que el PP y los otros dos partidos con representación (Ciudadanos y Ucor) puede convertir en alcaldesa a la candidata socialista, Isabel Ambrosio.

En la recepción oficial que el Partido Popular ha ofrecido en su caseta de la Feria, el alcalde ha reconocido que la posibilidad de perder el poder es real. “Tengo la sensación de que el proyecto que teníamos para Córdoba se ve cortado de una forma abrupta y creo humildemente que de una forma injusta”, ha llegado a decir en un marcado tono de fin de etapa. Nieto ha subrayado que más que un tripartito en sí, lo que teme es a “un mal gobierno para Córdoba”. Pero insiste en relacionar la posible alianza a tres con un gobierno “inestable”, sujeto a la “confrontación interna” y a la “inestabilidad” a la hora de tomar decisiones políticas. “Ojalá me equivoque”, ha señalado.

Ese futuro que teme Nieto abocaría a los 11 concejales del PP a regresar a la bancada de la oposición dentro del Salón de Plenos. “Trataremos desde la oposición de marcar la línea en aquello que creemos que necesita Córdoba y que conocemos muy bien”, ha dicho el alcalde en funciones, ahondando todavía más en una implícita despedida.

Aun así, Nieto deposita sus esperanzas en una última posibilidad. Como a un solitario madero a flote tras el naufragio, el Partido Popular se aferra al recuento de dos mesas electorales en las que considera que puede arrancar un edil del PSOE a su favor, sumando 12 concejales para el PP. “Vamos a defender [esa posibilidad] hasta el último momento, porque hay un resultado muy ajustado sobre un censo de 260.000 votantes y 180.000 votos efectivos (...) Puede haber errores que podrían modificar [el actual resultado], porque son diferencias tan pequeñas. Vale la pena analizar y ver si hay algún error. Y si se produjera, estaríamos encantados de poder seguir en la responsabilidad de gestionar los intereses de los cordobeses”.

En todo caso, si esa última bala en la recámara resultase de fogueo y se consumara el gobierno de izquierdas, Nieto aspira a “un traspaso de poderes ejemplar, que es lo que Córdoba necesita y hace falta”. Para ello, quiere que el conjunto de los partidos “tenga el mayor detalle de cómo está la gestión, cómo están las cifras de Córdoba, sus proyectos, sus iniciativas y llevarlo al máximo detalle posible”.

Etiquetas
stats