Nieto acusa a Forn y a los Mossos de mostrarse reacios a cumplir con el mandato judicial de impedir el 1-O

José Antonio Nieto, en una imagen de archivo.

ACTUALIZACIÓN 12:15

El exsecretario de Estado de Seguridad José Antonio Nieto ha acusado este lunes al exconseller de Interior Joaquim Forn y a la cúpula de los Mossos d'Esquadra de mostrarse reacios a cumplir con el mandato tanto de la Fiscalía como del TSJ de Cataluña para impedir el referéndum del 1 de octubre de 2017.

Según Nieto, desde la cúpula de Interior se percibió con "preocupación" la respuesta que dio Forn a una carta enviada el día 22 de septiembre por el entonces ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, informando del refuerzo policial de unos 6.000 agentes movilizados para cumplir con la instrucción 2/2017, de 8 de septiembre, de la Fiscalía Superior de Cataluña.

"La percepción que tenía la Generalitat era absolutamente distinta a la nuestra. Decía que no se reconocía la interpretación legal en la que se amparaba la orden, que no era necesario porque la capacidad de los Mossos era suficiente", ha explicado Nieto en alusión a la instrucción de la Fiscalía tras las leyes de desconexión y la convocatoria del 1-O.

"Nos sorprendió especialmente que nos dijera que no había habido ningún tipo de concentración tumultuosa y que habían sido pacíficas y familiares", ha relatado Nieto, recordando los hechos "violentos" del 20 de septiembre en el registro de la Consejería de Economía también por mandato judicial.

Nieto ha explicado que, de acuerdo a la información posterior, Interior supo que las movilizaciones de grupos afines al independentismo "no eran espontáneas". Ha culpado de ello a los CDR, cuya "estructura sólida" permitió una coordinación que, con ayuda de medios de comunicación, llamaba a movilizaciones "en actitud violenta o que facilitaba que se produjeran actitudes violentas".

Al ser preguntado por el fiscal Javier Zaragoza si en esas movilizaciones intervino la ANC, Nieto ha contestado que sí, que "en prácticamente en todas". Y lo mismo al ser cuestionado por el papel de Omnium Cultural.

"Junta de Seguridad surrealista"

El exsecretario de Estado de Seguridad ha calificado ante el Tribunal Supremo de "bastante surrealista" la reunión de la Junta de Seguridad del 28 de septiembre de 2017 en la que se trató de preparar junto a las autoridades de la Generalitat el dispositivo policial de cara al 1-O.

"Estábamos en una mesa preparando el dispositivo para evitar el referéndum con quienes lo habían convocado, y ninguno nos trasladó nada que tuviera que ver con el plan operativo y sí excusas que justificaran que no se iba a hacer", ha resumido Nieto, tras describir una reunión anómala en la que se defendían dos ideas e incluso dos realidades paralelas en relación con las decisiones concretas a adoptar. "Intentamos descender a lo práctico, pero nunca fue posible. No conseguimos bajar a lo concreto", ha añadido a preguntas del fiscal Javier Zaragoza.

En la reunión, además de Nieto estaban presentes el expresident Carles Puigdemont; el entonces consejero del Interior Joaquim Forn; el coordinador del dispositivo nombrado por los tribunales, el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos; el Mayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero y otros altos mandos policiales.

Las discrepancias, según el testimonio del exresponsable de Seguridad, se referían incluso a la interpretación del auto que, un día antes de esta reunión, la juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) Mercedes Armas dictó ordenando, en su parte dispositiva, que se adoptaran las medidas necesarias para evitar el referéndum ilegal.

Por parte de Puigdemont se daba prioridad a otro fragmento del auto, ajeno a la parte dispositiva, en el que se señalaba la necesidad de "preservar la convivencia", por lo que ambas parte no estaban de acuerdo siquiera en cuál de las dos ideas era la prevalente, la que había que cumplir por mandato judicial.

"O sea, que sacaron una frase del auto y la convirtieron en parte dispositiva", ha terciado en este momento Zaragoza, mereciendo la intervención del presidente del tribunal, Manuel Marchena, que ha retirado esta pregunta por improcedente.

A lo largo de su declaración, Nieto ha defendido con rotundidad las decisiones que adoptó aquellos días como alto responsable de la Policía y la Guarida Civil, y se ha referido a esta actuación como resultante de un mandato judicial en el que los responsables políticos debían tener tan sólo una responsabilidad "organizativa", teniendo claro que la dirección funcional correspondía a las autoridades judiciales.

Etiquetas
Publicado el
4 de marzo de 2019 - 12:10 h