Todo lo que necesitas saber sobre el tratamiento de varices con microespuma

.

Si tienes problemas de varices y estás valorando diferentes alternativas para su tratamiento es muy probable que tu médico te haya recomendado la microespuma. A continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre el tratamiento de varices con microespuma.

Qué es la microespuma para tratar las varices

Qué es la microespuma para tratar las varices

En primer lugar es fundamental que entiendas en qué consiste esta técnica para tratar los problemas de varices. El tratamiento de varices con microespuma es el tratamiento más eficiente e innovador que existe para las pequeñas varices y para las úlceras que han llegado a cronificarse y que suelen presentarse en las extremidades de abajo.

Para tratar las varices con microespuma tendremos que inyectar en la vena enferma polidocanol en forma farmacéutica de microespuma. Esta sustancia desplaza la sangre y es una gran alternativa para tratar de forma selectiva la pared interna de las venas varicosas. De esta manera, la microespuma transforma en pocos meses las venas varicosas en cicatrices o cordones por las que no circula la sangre.

Es una alternativa muy interesante para tratar las varices porque con concentraciones muy bajas de polidocanol es posible conseguir resultados muy eficaces incluso con las varices de mayor tamaño.

Con un tratamiento de varices con microespuma es posible eliminar todo tipo de venas varicosas sea cuál sea su tamaño, su forma o su localización, incluyendo las varices de mayor tamaño. Como reseñan estos expertos, se trata de una técnica especialmente eficiente y segura que cuenta con muchísimos casos de éxito y ha resuelto los problemas con las varices de muchísimas personas. La eliminación de las varices con microespuma es la mejor alternativa en el 95 por ciento de los casos según los profesionales ya que sólo en casos muy precisos habrá que usar otras técnicas como la cirugía.

Cómo se realiza el tratamiento de varices con microespuma

Cómo se realiza el tratamiento de varices con microespuma

Para tratar y eliminar las varices reduciendo su riesgo futuro de aparición con la microespuma se deben seguir los siguientes pasos. En primer lugar se punciona la zona afectada, localizando la vena enferma con el ecodoppler. En segundo lugar los expertos introducen un catéter dentro de la vena. A través de este catéter se irá inyectando la microespuma. Después mediante el ecodoppler se irá controlando todo el proceso para tener claro hasta dónde está llegando la espuma. Cuando ya se encuentre toda la zona cubierta se colocará una venda al paciente y encima una venda elástica.

A partir de aquí el paciente puede regresar a su casa por su propio pie sin presentar en la mayoría de casos ningún problema externo de debilidad ni dolor. En caso de que sea necesario tendrán que realizarse varias sesiones y después de esto el paciente tendrá que ir acudiendo a diferentes consultas periódicas para que le examinen mediante ecografías, y también de forma clínica.

Beneficios del tratamiento de varices con microespuma

Beneficios del tratamiento de varices con microespuma

La técnica de la eliminación de las varices con microespuma no produce apenas molestias a los pacientes y permite conseguir resultados excelentes en muy pocas sesiones. Otro de los beneficios principales de esta técnica es que en la mayoría de casos no requiere de anestesia ni de hospitalización, con lo que es una buena alternativa para las personas mayores que necesitan una solución para sus varices pero a las que no es posible operar.

Si te realizas este tipo de tratamiento no tendrás que hacer reposo ni pedirte la baja en el trabajo. Además también puede usarse para tratar las malformaciones vasculares o las úlceras venosas que hasta el momento de aparición de esta técnica o tratamiento parecían no tener solución.

Además según los expertos el tratamiento de varices con microespuma es la técnica más eficiente que existe actualmente porque en pocos meses y pocas sesiones (en algunos casos incluso en una sola sesión), es posible hacer que el problema de las varices termine.

Además la microespuma para varices no ocasiona ningún tipo de molestias en los pacientes, es una técnica totalmente indolora con lo que no afecta a la calidad de vida de los pacientes, quienes pueden regresar por su propio pie a casa después de la operación o reincorporarse al trabajo sin tener que pedir la baja.

Otro de los beneficios que suele agradar a muchas personas es que no es necesario usar anestesia para realizar este procedimiento, ni tampoco cirugía porque el tratamiento tiene lugar mediante inyecciones perfectamente localizadas.

Por otro lado, los resultados serán visibles desde el primer día de sesión del tratamiento y no será necesario realizar muchas sesiones para conseguir terminar con el problema de varices.

Por supuesto es importante tener en cuenta que tras el tratamiento, para prevenir la aparición de futuras varices se tendrán que tener en cuenta los consejos de los profesionales que incluyen la importancia de mover las piernas de forma frecuente, el evitar pasar mucho tiempo de pie, sobre todo de forma estática, el ejercicio moderado evitando en gran medida los deportes de impacto pero manteniendo activo el cuerpo para mejorar la circulación de la sangre y la selección de los deportes adecuados como las caminatas, siempre usando un calzado cómodo y no excesivamente apretado.

Además también será importante evitar las fuentes de calor, que pueden volver a provocar la aparición de varices y el adoptar una dieta saludable rica en fibra y con un buen aporte de líquidos de al menos 1,5 litros al día si queremos cuidar al máximo nuestra salud y proteger nuestro organismo para evitar la aparición de las varices de nuevo.

Los expertos también recomiendan elevar las piernas cuando sea posible y activar la circulación mediante las contracciones activas de los músculos de la pantorrilla evitando siempre en gran medida el uso de fajas y de ropa excesivamente apretada.

Etiquetas
stats