Navas cierra la cumbre de Dubái vendiendo el potencial de Córdoba

Comitiva cordobesa en Dubáil el jueves, al finalizar la cumbre.
La comitiva cordobesa cita a los inversores, empresarios y expertos a la mesa redonda y el congreso sobre economía halal que se celebra en marzo en la capital

Tareas hechas. La delegación cordobesa invitada al décimo Fórum de Economía Islámica que se ha celebrado entre el martes y el jueves en Dubái, regresa a España con la sensación del deber cumplido. El máximo propósito era dar a conocer el nombre de la ciudad y la provincia ante nada más y nada menos que nueve jefes de Estado, doce ministros, cuatro gobernadores de bancos centrales y 2.800 delegados de más de cien países. Y lo han conseguido. No solo eso, sino que han logrado comunicar que Córdoba piensa situarse como un lugar estratégico de referencia dentro de la economía halal, concepto árabe que hace referencia a lo que es bueno o está permitido por la religión y la costumbre musulmana.

Rafael Navas, vicealcalde de Córdoba y vicepresidente de la Fundación Agrópolis -entidad que ha canalizado la invitación a participar en la cumbre- compareció en el acto de clausura del Foro con una intervención en inglés en la que vendió la potencialidad económica de la capital y la provincia. Repitió en varias ocasiones el concepto de “inversión” porque este ha sido en parte, una de las razones del viaje. Buscar negocio. Atraer inversores. Potenciar el comercio. “Córdoba es un lugar excelente para el turismo u para la agorindustria que se apoya en dos universidades y 400 grupos de investigación. Goza de excelentes infraestructura y un parque joyero excepcional”, dijo ante centenares de personas.

Rafael Navas, máximo representante público de la comitiva estaba tan exultante ayer como a la salida de la conferencia inaugural, que se celebró el martes. Ese día, el presidente de la Fundación WIEF (acrónimo en inglés del Foro), Tun Musa Hitam refirió directamente a Córdoba den un par de ocasiones. Y las siete letras de la ciudad y la provincia volvieron a ser pronunciadas más veces ese día. “Solo por esto ya está justificado el esfuerzo de venir”, afirmaba satisfecho el vicealcalde. Ayer, Navas se llevaba un montón de tarjetas con los contactos de algunos de los miembros más destacados sentados en el foro: empresarios, presidentes de cámaras de comercio, industriales...

Aunque el nombre de Córdoba es casi universal en el imaginario musulmán, no era tenido como referencia dentro del potencial económico y, especialmente, dentro del universo de lo halal. Ahora, con el foro concluido, el mundo islámico sabe que Córdoba quiere jugar un papel importante. La próxima cita será en marzo. A lo largo de una semana se celebrarán dos encuentros. Por una lado una mesa redonda dentro del calendario WIEF y, seguidamente, el primero Congreso Internacional Halal, que espera atraer a más de 400 expertos y empresarios a la ciudad. El presidente de la Fundación WIEF, Tun Musa Hitam, ya ha confirmado su presencia para esos días en Córdoba. Isabel Romero, directora del Instituto Halal, único organismo certificador de productos y servicios con reconocimiento internacional en España, está convencida de que, tras el paso por Dubái, la demanda de asistencia va a ser notable.

Etiquetas
stats