Cuando lo natural no es invisible a los ojos

Carmen Muro y Cheward Román
Carmen Muro y Cheward Román son una pareja de artesanos que llevan sus adornos flores de Ibiza a la Semana de la Moda de Nueva York gracias a un conjunto de "bellas coincidencias"

"Creíamos que aquello sería una anécdota del verano. Pero no". La cordobesa Carmen Muro y su pareja, Cheward Román, dedicados a realizar adornos flores cien por cien naturales y artesanales, no saben hacia dónde les depara el futuro. Y más, tras su experiencia del pasado agosto.

Durante el período estival, la pareja se traslada de Cantabria –su domicilio habitual- a Ibiza, donde monta un puesto de adornos florales. Llevan más de 10 años ofreciendo a la población ibicenca –y a los turistas- tocados y tiaras hechos a mano. Y recorriendo mercadillo a mercadillo. Pero eso ya se ha acabado. Por lo menos, por ahora. Y, ¿por qué?

A principios de agosto, esta pareja de artesanos se encontraba en su puesto en Ibiza cuando se acercó Sara Jessica Parker. Durante más de 30 minutos, la actriz entabló conversación con la pareja a la vez que miraba los productos del puesto. "Parker estuvo muy cercana y desde el primer momento le hicimos saber que la conocíamos", cuenta Román. Después de esto, dos tiaras, dos besos y adiós.

Sin embargo, la actriz volvió a los pocos minutos. Pero esta vez no vino sola, sino que lo hizo en compañía de la diseñadora Diane Von Fürstenberg. "A ella no la conocíamos pero sí nos llamó la atención la sensibilidad y delicadeza con la que tocaba los productos. Finalmente, se llevó el modelo más básico que teníamos". Pero, a pesar de esa "simpleza", el producto al que se refiere Román tiene un especial trasfondo. "Fue mi madre, de 92 años y que acababa de fallecer, quien trenzó durante todo el verano esa tiara para poder venderla en Ibiza", explica Román.

La experiencia podría haberse quedado ahí. En una historia "con bellas coincidencias". Pero no fue así. A los cuatro días de ese encuentro, y mientras la pareja se encontraba trabajando en el taller de su casa, Diane Von Fürstenberg llamó al teléfono. "Fue una llamada que, por supuesto, no nos esperábamos. Nos preguntó si había la posibilidad de ampliar el pedido que nos había hecho días antes". La diseñadora buscaba aumentar su colección Fortune con varios tocados y diademas. "Al instante me dijo que, en honor a mi madre, le pondría Nieves a uno de sus vestidos, una prenda que llevarían las modelos en la Semana de la Moda de Nueva York", explica Román.

Tras esto, comenzó la aventura. En septiembre, Román y Muro viajaron a Nueva York. En lugar de llevar los productos desde Ibiza, Von Fürstenberg le propuso a la pareja realizar las tiaras en directo. Dicho y hecho. Durante tres días "formamos parte todo el equipo y nos reunimos con los responsables de ventas de la pasarela, quienes nos mostraron su satisfacción por el trabajo".

La pareja tiene claro, por ahora, que el mundo del mercadillo lo deja a un lado. "Es un campo muy duro y que exige mucho. Antes de que nos pasara esto ya teníamos en mente abandonarlo. Pero ahora, más todavía".

Reconocen que no son ambiciosos y que no saben hasta dónde les llevará esto, pero quieren apostar por ello. La Semana de la Moda de Nueva York les ha dado más de lo que creían: por ahora, en algo más de 15 días viajará hasta Estados Unidos un pedido que "surgió en la pasarela de la moda". Además, el 2016 lo empezarán con buen pie ya que en febrero asistirán a la pasarela de Uruguay.

"Lo que nos ha pasado es un reconocimiento al trabajo y al talento, sobre todo de Carmen, una emprendedora que ha conseguido llevar la marca cordobesa y la española a nada más y nada menos que a la pasarela por excelencia de la moda. Por el momento, nos queremos dedicar a esto porque parece que hay continuidad. Así que, nos vamos a arriesgar", sentencia Román.

Etiquetas
stats