Multa de 180 euros por robar el móvil a un menor

Jóvenes con móviles.
El delito ha sido considerado una falta de hurto y un delito leve porque no se produjo con violencia

Un juez ha considerado que el robo de un móvil a un menor es una falta leve que supone dos meses multa a seis euros por día (180 en total). La sentencia impuesta a un hombre de 22 años que el pasado jueves

fue juzgado por robar un móvil a un menor ha estimado las tesis de la defensa al no haberse producido violencia en el momento del robo. El fiscal, por contra, pedía originalmente tres años de cárcel, si bien luego aceptó una rebaja a dos años si se demostraba que el acusado tenía las facultades mentales alteradas por el consumo de alcohol.

Según recoge el escrito de calificación del fiscal, sobre las 19:30 del 22 de diciembre de 2015, el menor fue interceptado por el acusado y otras dos personas que no han podido ser identificadas. En un primer momento le pidieron dinero y como se negó a dárselo, el acusado le registró los bolsillo del chándal. Y le robó el teléfono móvil.

El acusado, al que se le imputan otros delitos cometidos ese mismo día, estuvo en prisión provisional hasta el jueves. Pero su defensa logró que tras la vista del juicio fuese puesto en libertad y trasladado a un centro de desintoxicación, ya que es consumidor habitual de alcohol.

El estado mental del imputado y su capacidad de ser consciente de sus actos fue una de las claves del juicio. El acusado afirmó que el día de los hechos había bebido y existe un informe de Reina Sofía que señala que cuando fue detenido se encontraba en estado de embriaguez. Un informe del médico forense indica que el alcohol, junto con la medicación psiquiátrica que tomaba, podría haber hecho que el acusado tuviese sus facultades alteradas.

Etiquetas
stats