'La Manada' seguirá en libertad provisional

Protesta en Córdoba por la puesta en libertad de 'La manada' | ÁLEX GALLEGOS

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra ha desestimado la solicitud de ingreso en prisión de los cinco miembros de La Manada, realizada por la Fiscalía, acusación particular y acusaciones populares.

La Audiencia ha tomado esta decisión por mayoría de dos magistrados y con el voto en contra del presidente de la sección, que aboga por el ingreso en prisión de los cinco condenados a nueve años de cárcel por abuso sexual a una chica en los Sanfermines.

Los cinco miembros de La Manada esperaban la decisión después de la vista celebrada a finales de diciembre en la Audiencia de Navarra para analizar las peticiones de las acusaciones que pedían su ingreso en la cárcel una vez que el Tribunal Superior de Justicia de Navarra confirmó el 5 de diciembre la pena de 9 años para cada uno de ellos por abuso sexual a una chica en los Sanfermines de 2016.

Tras la vista, celebrada el pasado 26 de diciembre, se esperaba que en pocos días se conociera la decisión: si el tribunal enviaba de nuevo a prisión a los cinco jóvenes -entre ellos un guardia civil que prestaba servicio en Pozoblanco-, o bien los mantenía en libertad a la espera de sentencia definitiva de una instancia superior.

Caso de Pozoblanco

Cuatro de los cinco integrantes del grupo están acusados también de abuso sexual contra una chica por hechos ocurridos en la primavera de 2016 en Pozoblanco. En este caso, la jueza del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Pozoblanco concluyó la instrucción del caso en septiembre y ha procesado a cuatro miembros de La Manada por delitos de abusos sexuales, un delito contra la intimidad y un caso de maltrato del exmilitar.

En el auto acordó continuar la tramitación de las diligencias previas por los trámites del procedimiento abreviado “por si los hechos imputados” a los cuatro jóvenes pudieran ser constitutivos de presuntos delitos de abusos sexuales y contra la intimidad.

Además, tras la puesta en libertad por el caso de los Sanfermines, el pasado junio el mismo juzgado pozoalbense impuso a los cuatro investigados la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de la joven de Pozoblanco y de comunicarse por cualquier medio con ella.

Etiquetas
stats