Urbanismo asegura que controlará los niveles acústicos de los bares del nuevo complejo de la Ribera

Imagen de archivo de una protesta de vecinos de La Axerquía contra el ruido en la Cruz del Rastro.

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) ha desgranado las medidas que deberán seguirse en el nuevo complejo hostelero y de ocio que ha aprobado en la Ribera junto a la Cruz del Rastro, de manera que se controlen y vigilen los niveles acústicos de dichos locales hacia el exterior. Estas medidas se explican en la respuesta que Urbanismo ha dado a las alegaciones presentadas por los vecinos de la zona contra la licencia para este complejo que incluye bares con música, alegaciones que ha desestimado.

En el escrito de la GMU -al que ha tenido acceso este periódico-, se condiciona la licencia urbanística concedida al nuevo complejo hostelero y de ocio a incrementar el grado de insonorización del edificio completo si se superan los valores indicados en la Ordenanza Municipal de Emisión de Ruidos. "El conjunto de las instalaciones deberá ajustarse al cumplimientro del Reglamento de Protección contra la Contaminación Acústica en Andalucía" de manera que "la actividad no produzca afección sonora a las viviendas colindantes".

Dicho aislamiento acústico "deberá garantizar 65 decibelios" de ruido máximo. La actividad del edificio "no debe transmitir al espacio público exterior niveles acústicos que sean causa de molestia a viandantes y a las viviendas colindantes", incluso tratando para ellos los huecos de ventilación del edificio.

Asimismo, "las terrazas del edificio no pueden tener uso público" y se tendrá que aportar "un ensayo acústico" de las transmisiones sonoras que sus instalaciones puedan provocar, señala el escrito de Urbanismo.

Junto a ello, "en todos los locales con uso de bar con música se instalará un limitador-controlador acústico" que controle que no se superan los límites establecidos, exigiendo a los bares con música la documentación necesaria al respecto.

Salida de humos y preservación de la muralla romana

El documento aportado a los vecinos también recoge otro tipo de medidas que deberá cumplir el complejo hostelero y de ocio para evitar molestias, entre ellas, la evacuación de gases, vapores y humos producidos en las cocinas de los restaurantes, con sus sistemas de extracción pertinentes.

De igual forma, en cuanto a la ubicación del nuevo edificio y su relación con restos arqueológicos, Urbanismo establece que el tramo de muralla romana localizado en el solar "deberá ser preservado in situ en su integridad y puesto en valor".

Asimismo, deberá preservarse la espadaña del Hospital de la Lámpara para garantizar su conservación y realizar un seguimiento de los movimientos de tierra pendientes desde el ámbito arqueológico.

Etiquetas
Publicado el
20 de mayo de 2021 - 05:30 h
stats