Pleno del Ayuntamiento de Córdoba celebrado este mes de noviembre de 2022

Este lunes 7 de noviembre se ha añadido un nuevo episodio de presuntas irregularidades en contratos y facturas del área municipal de Infraestructuras en el Ayuntamiento de Córdoba. Y, con ello, se ha sumado un tercer 'caso Infraestructuras' que añadir a los dos que ya se investigan en los tribunales por parte de sendos jueces, con un funcionario y la excoordinadora del área imputados por indicios de delitos de prevaricación y falsedad documental.

Si en el primer episodio del 'caso Infraestructuras' que acabó en los juzgados los contratos investigados se referían al año 2020 y en el segundo episodio, también en los tribunales, los contratos objeto de investigación arrancaban en 2012 y se extendían hasta que se conoció el primer caso, ahora el tercer 'caso Infraestructuras' ha destapado presuntas irregularidades ocurridas en septiembre de 2022, cuando los casos anteriores ya se conocían públicamente y estabann en manos de un juez.

En concreto, este tercer episodio se ha conocido cuando el gobierno municipal ha ordenado a la Asesoría Jurídica que abra diligencias informativas tras detectar presuntas irregularidades en facturas de la Unidad de Mantenimiento de Edificios Municipales y Colegios del área de Infraestructuras, corrrespondientes a septiembre de 2022. Es la misma unidad sobre la que se investigan en el juzgado contratos presuntamente irregulares de 2020, en el primer caso Infraestructuras.

Ahora, se ha detectado que en diversas facturas pendientes de pago hay dudas de que se hayan llevado a cabo realmente los servicios y prestaciones por los que se ha facturado. Asimismo, se ha comprobado un aumento de facturas de menos de 500 euros, umbral económico a partir del cual se habían reforzado los controles para evitar presuntos fraudes como los que se investigan ya en los tribunales en contratos del área de Infraestructuras.

Controles sobre las facturas

Ante los dos casos anteriores, el gobierno municipal estableció nuevos procedimientos de control sobre facturas y contratos en el área de Infraestructuras. Entre esas medidas nuevas se incluyó establecer mayor control sobre los contratos menores y ordenar que los contratos de 500 a 3.000 euros también tuvieran que ofrecerse a tres empresas y no a una sola. Ahora, al revisar las facturas del área de este año, han empezado a aparecer múltiples facturas de menos de 500 euros, presuntamente para saltarde los nuevos controles.

En esa fiscalización de las facturas se ha detectado que “no había conocimiento real de la ejecución formal del contenido de esas facturas” y que “ninguna persona (del área) asume que efectivamente se hayan prestado los trabajos” sobre los que se han expedido dichas facturas, en palabras del teniente de alcalde de Infraestructuras, Antonio Álvarez, al dar cuenta de la apertura de diligencias por parte de la Asesoría Jurídica.

Y ello sobre facturas revisadas correspondientes a septiembre de 2022, si bien el gobierno municipal se ha comprometido a revisar todas las expedidas por el área de Infraestructuras desde enero hasta ahora.

El ejecutivo local apunta a que estas nuevas presuntas irrregularidades se han conocido precisamente por el mayor control establecido sobre facturas y contratos. Si el primer caso Infraestructuras fue denunciado por IU y Podemos en los tribunales, y el segundo lo fue por el anterior responsable del área, David Dorado, ahora el tercer caso ha sido dado a conocer desde el gobierno local en base a sus controles y medidas para investigar lo ocurrido, antes de pagar las facturas, según han precisado.

Además, el Ayuntamiento ha puesto en conocimiento de la Policía Nacional sus sospechas de irregularidades en las facturas de este año, ya que algunas de dichas facturas se corresponden con empresas que ya aparecían en las investigaciones de los dos primeros casos Infraestructuras.

Etiquetas
stats