Los pensionistas cordobeses han vuelto a mostrar su rechazo a la la ley de pensiones del ministro José Luis Escrivá, pactada en el diálogo social con empresarios y sindicatos, y que, a su juicio, no va a conseguir “eliminar las pensiones de miseria y la brecha de género”. En este ámbito, una de las cuestiones que pone sobre la mesa la Plataforma ciudadana de Córdoba en defensa del sistema público pensiones es la equiparación de la pensión mínima al salario mínimo.

Más de un centenar de personas ha participado este sábado en una concentración en el Bulevar del Gran Capitán contra la ley Escrivá, aprobada en parte en diciembre y que recupera el IPC como referencia para revalorizar las prestaciones. No obstante, desde la plataforma cordobesa han remarcado que el IPC que se utiliza para ello “no es el interanual acumulado, sino el IPC medio, por lo que, lejos de garantizar nada, se reduce este año el poder adquisitivo de las pensiones en un 3%”.

A juicio de los convocantes, “se olvida esta reforma subir las pensiones mínimas a niveles de dignidad, para eliminar las pensiones de miseria y la brecha de género”, mientras que el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) “abre la posibilidad a recortes de las pensiones cuando lo consideren necesario”.

Además, sostienen que “se ahonda en los recortes de las anteriores reformas de las pensiones: el retraso de la edad de jubilación, y el alargamiento del período de cómputo” y se deja “el terreno preparado para la privatización, para que otra parte de lo público, en este caso las pensiones, pase a ensanchar el terreno del negocio privado y financiero”. 

La convocatoria de este sábado ha denunciado también la perdida generalizada del poder adquisitivo, del aumento del coste de la vida, y la lenta pero segura privatización del sector público (pensiones, sanidad, educación,...). Para ello, se ha dado voz a colectivos como el vecinal, el feminista y el ecologista, entre otros.

Etiquetas
Etiquetas
stats