Ni Conde de Vallellano ni Foro Romano: el TSJA sentencia sobre el cambio de nombre de calles

Cambio de rótulo en la avenida del Flamenco por Vallellano

La Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) acaba de desestimar el último recurso de apelación que quedaba sobre el cambio de nombre de dos de las principales calles de la ciudad de Córdoba: la actual avenida de Vallellano y la calle Cruz Conde.

El fallo llega tras el recurso presentado por la asociación Conde de Vallellano, que pretendía que el Ayuntamiento de Córdoba recuperase el nombre de los años cincuenta, el de la avenida Conde de Vallellano y el de la calle José Cruz Conde. El TSJA desestima el recurso y confirma el fallo del Juzgado de lo Contencioso número 4 de Córdoba, que consideró que no había lugar para anular el acuerdo alcanzado por el Ayuntamiento.

El 3 de diciembre de 2019, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Córdoba volvió a renombrar estas dos calles principales de Córdoba. En el mandato anterior, el cogobierno de PSOE e IU decidió llamar avenida del Flamenco a Conde de Vallellano, y Foro Romano a José Cruz Conde. El cambio apenas duró un año. Con el nuevo gobierno de PP y Ciudadanos llegó un nuevo cambio de nombre. A pesar de que en principio se planteó recuperar los nombres originales, el cogobierno optó por una tercera vía: avenida de Vallellano (sin en conde) y calle Cruz Conde (sin el José).

El objetivo de esta tercera vía era poder cumplir con la Ley de Memoria Histórica de Andalucía. Así, se decidió usar Vallellano como referencia al lugar y no al conde, que fue el presidente de la Cruz Roja Española en el bando franquista durante la Guerra Civil. También Cruz Conde, en homenaje a la familia, y no al exalcalde de Córdoba que acogió en su casa a los conspiradores cordobeses que posteriormente se sublevaron contra el gobierno legítimo el 18 de julio de 1936.

Aún así, este colectivo reclamaba poder seguir llamando a estas dos calles como desde los años cincuenta, en el caso de la avenida. Pero el TSJA le da la razón al Ayuntamiento. En diciembre de 2019, el Consistorio llegó a aceptar parcialmente la alegación presentada por este colectivo. La estimó, anuló el acuerdo de la Junta de Gobierno Local de 2018 y posteriormente alcanzó uno nuevo. Y es a eso a lo que se agarra el juzgado, que el acto recurrido no coincide con el acuerdo de la Junta de Gobierno Local, no si la aplicación o no de la Ley de Memoria Histórica se hizo de manera correcta.

El gobierno local también revertió el nombre de la plaza de Cañero, que se llamaba de los Derechos Humanos, por un fallo judicial. El anterior equipo de gobierno lo tuvo que hacer también por orden de un juez en Cronista Rey Díaz.

Las únicas calles que cambiaron de nombre fueron José María Pemán por Corto Maltés, Joaquín Benjumea en Párroco Bartolomé Blanco, Periodista Aguilera en Las Pulidoras, Periodista García Prieto por Carmen López Román, Poeta Francisco Arévalo por Ángela Romero de Torres, Fernando Fernández Martínez por Manolo Rubia, Periodista Quesada Chacón por Escriba Lubna y Joaquín López Huici por María Cerrato.

Etiquetas
stats